Más de 16.000 fans se reunieron el 15 de octubre en el Barclays Center de Madrid para disfrutar de siete horas de música en directo a cargo de sus artistas favoritos, como Meghan Trainor, Auryn, Bea Miller, Xriz o HomeTown, algunos de los mejores del momento. Ninguno quiso perderse la sexta edición de un festival que ya tiene nombre y apellidos: Coca-Cola Music Experience.

Una fiesta de la música para el recuerdo que no habría sido posible sin el trabajo entre bastidores de cerca de medio millar de personas, entre personal de producción, realización, seguridad; técnicos de sonido, luces, vídeo; azafatas… Parte de ese enorme y complejo engranaje fueron 24 chicos y chicas del proyecto GIRA Jóvenes Coca-Cola, un espacio de aprendizaje en el que los participantes tienen la oportunidad de conocerse a sí mismos, conectar con el mundo laboral y descubrir sus habilidades para caminar por la vida.

Así, por ejemplo, el día del concierto y en los dos días previos, Junior estuvo en el control de entrada de los trabajadores, de ocho de la mañana a ocho de la tarde. Como su compañero Andrés, aunque este en otra puerta, la del control de entrada de los artistas. “La gente que llega tiene que tener una acreditación. Una vez que te la muestran, los buscas en el sistema, los registras y les das la pulserita que los identifica y les permite moverse por el recinto”, contaba Junior poco antes de que se abrieran las puertas del Barclays Center. “Cuando tengo ratos de parón, me acerco a Producción y pregunto si puedo echar una mano”.

La entrada al festival controlada en todo momento

Junior (izquierda) y Daniel, controlando la entrada de los trabajadores al recinto.

“Llegan siempre dispuestos a empaparse de todo”

Este es el cuarto año consecutivo en el que los chicos de GIRA Jóvenes forman parte de la organización del Coca-Cola Music Experience y, por lo que cuentan sus coordinadores, vienen siempre con muchas ganas. “Llegan dispuestos a ayudar, colaborar, entender y participar en lo que sea, a empaparse de absolutamente todo lo que sucede de cara a la celebración del concierto. Unas ganas e involucración que dan a todo el equipo una dosis de energía extra”, afirma Máximo Lario, CEO de Intromúsica, promotora del festival.

A Mariam y Mariama les correspondió controlar el acceso de los fans al Meet and Greet para conocer a sus ídolos. “Algunos llegan un poco alborotados, pero me hacen caso”, señalaba entre risas Mariam. “Aprendes un montón: estás de cara a los fans, pero también a los compañeros, tienes que relacionarte y conoces a mucha gente”, manifestaba por su parte Mariama, para quien esta “experiencia increíble” es un “regalo doble”, pues le apasiona la música: toca la batería, canta rap y baila.

“En la producción de un festival de esta magnitud, la intensidad, adrenalina, las prisas y el continuo esfuerzo para que todo salga perfecto, hacen que sea un trabajo muy de piel y que todos acabemos sintiéndonos como una familia”, apunta Lario.

Jóvenes viviendo Coca-Cola Music Experience desde dentro

Mariam y Mariama posan para la cámara.

“Es brutal ver el trabajo que hay detrás”

Antonio y Patricia prepararon el catering de los camerinos de los artistas. “Colocamos las cámaras frigoríficas con las bebidas; cuando se vacían, las rellenamos y luego lo recogemos todo”, explicaba Antonio, que ahora trabaja en un negocio familiar pero al que le gustaría dedicarse a la hostelería. “Me encanta dejar las cosas bonitas y servir a la gente”.

Preparando el catering servido en el festival

Patricia, durante la preparación del catering para los músicos y artistas.

Chechu, en regiduría, ayudó a montar parte del escenario, a enmoquetar la tarima y a vigilar las salidas de emergencia durante el concierto. “Mira que a mí me interesa la música –canto flamenco-, pero nunca había vivido la otra parte, y es brutal ver el trabajo que hay detrás”, aseguraba. “Tienen tanto mérito los artistas como los que se mueven entre bambalinas”, comentaba Daniel nada más terminar de colocar algunos carteles del concierto. “La verdad es que vas viendo el resultado y te sientes orgulloso porque también lo has hecho tú”, confesaba este joven, agradecido por haber podido hablar con la cantante Lucía Gil, de la que es fan desde la infancia.

Un año más, Coca-Cola Music Experience ha brindado a los chicos y chicas de GIRA Jóvenes una experiencia única al permitirles conocer los entresijos de la música. “Esperamos que esto les aporte luz a la hora de continuar con su formación u orientar su carrera”, dice Lario. “Desde el equipo de producción del festival no nos queda más que darles las gracias y la enhorabuena por un trabajo tan bien realizado”.

El Barclaycard Center se llenó para disfrutar la mejor música de CCME

Un momento del concierto en el Barclays Center de Madrid.