- Oye, ¿te apuntas a la Spartan Race de 13 kilómetros en Barcelona? ¡Resérvate el útlimo fin de semana de septiembre!                                         - ¡Suena bien! ¡Allá que vamos!

¿Qué es la Spartan Race?

La Spartan Race es algo más que una carrera: es un fenómeno global. Miles de personas participan cada año en alguna de las tres modalidades de esta carrera de obstáculos: Sprint (5 kilómetros y 15 obstáculos), Súper (13 kilómetros y 21 obstáculos) o Beast (20 kilómetros y 26 obstáculos). Además de las carreras en sí, esta “comunidad espartana” cuenta con entrenamientos específicos y competiciones europeas y mundiales.

La Spartan Race es una carrera dura, elijas la longitud que elijas, por lo que es muy recomendable realizarla en equipo, aunque también puedes armarte de valor y realizarla por tu cuenta. Después de 10 kilómetros corriendo por la montaña y superando pruebas de lo más variopintas, el apoyo psicológico de los compañeros se convierte en algo imprescindible, por lo que tener un equipo en el que apoyarte (física y mentalmente) es un plus.

De carrera de obstáculos a asignatura de universidad

Y es que la Spartan Race es mucho, muchísimo más que una carrera. Preparar una Spartan Race te cambia por dentro y por fuera y reconvierte totalmente tu estilo de vida. Así nos lo cuenta Ángel Sanz, profesor de emprendimiento y marketing en el MBA de gestión deportiva de la Universidad Europea de Madrid. Él ha sido capaz de transformar la Spartan Race en una asignatura del máster universitario a través del concepto learning by living, es decir, aprender mientras vivimos la experiencia.

La asignatura impartida por Ángel trata sobre marketing, pero él la ha llevado hacia el aprendizaje en valores. Propuso a su clase un reto como no se había visto nunca en el ambiente universitario: tendrían que correr la Spartan Race celebrada en Madrid el pasado mes de mayo como un equipo. Pero no sólo tendrían que prepararse físicamente para la carrera, sino que también deberían conseguir financiación para cubrir todos los gastos derivados de ella, encontrar patrocinadores que confiaran en su idea y en su trabajo y, al fin y al cabo, convertirse en emprendedores saliendo de la zona de confort en la que nos sentimos en las aulas de la universidad.

El resultado fue todo un éxito: el equipo RMBA Spartans consiguió su objetivo gracias al apoyo de diferentes empresas, participando en la carrera y cambiando su estilo de vida al modo espartano.  

¿Qué obstáculos nos vamos a encontrar?

Esta es la mejor parte porque, a pesar de que hay ciertas pruebas que se repiten siempre y para las que puedes prepararte de manera específica (salto de muros, trepa de cuerda al estilo bombero, lanzamiento de lanza…), el recorrido y el detalle de las pruebas no se publican, así que es todo una gran sorpresa.


Por ejemplo, hasta que no llegamos a Les Comes, el emplazamiento donde tuvo lugar la Spartan Race de Barcelona, no me di cuenta de que iba a tener que hacer frente a una verdadera montaña con pendientes muy empinadas y zonas con muchas rocas. Esto fue una de las cosas para las que hubiese necesitado un entrenamiento más específico: si estás acostumbrado a correr en el gimnasio o por las calles de tu ciudad y tienes planeado correr una Spartan Race mi consejo es que cambies el chip ya mismo. Correr por montaña no tiene nada que ver con las otras modalidades de carrera: si puedes subir a la sierra a hacer una buena sesión, pruébalo.

El barro, presente en toda la carrera, tiene una curiosa cualidad: es a la vez tremendamente divertido e increíblemente incómodo, lo amé y lo odié a partes iguales. Por un lado está la parte buena: arrastrarte por el barro pasando por debajo de las alambradas, al más puro estilo marine, es de película. Pero por otro lado, correr durante más de 13 kilómetros rebozada de barro, zapatillas incluidas, debería contar como una prueba más. Para eso no te prepara nada ni nadie.

Determinación y superación: las claves para triunfar

Spartan Race asi se
La Spartan Race es una tremenda prueba física, pero también mental: como en toda carrera, los últimos kilómetros los corres con la cabeza. Y es que cuando llevas mucho tiempo corriendo y superando obstáculos, cuando las fuerzas te empiezan a fallar, ahí tienen que estar tu mente y el apoyo de los compañeros de tu equipo y de otros para llevarte en volandas hasta la línea de meta.

Se trata de una carrera de superación personal, donde eres capaz de hacer cosas que ni siquiera habías llegado a plantearte: mover troncos, cargar neumáticos de tractor, bucear bajo el barro, trepar, saltar… Pero una vez estás allí, las haces ¡y vaya si las haces!

Spartan Race asi se
El último obstáculo es el salto de una gran hoguera: el gran final en el que dejas todas tus energías justo antes de cruzar la línea de meta. Es tu momento: te lo has ganado, has recorrido muchos kilómetros y has superado muchas pruebas para llegar hasta allí. En ese salto desatas todo tu espíritu espartano.

Una carrera exigente, sin duda, pero muy divertida y muy inspiradora. Una oportunidad de superarte y de crecer.

Powerade es patrocinadora de Spartan Race Barcelona, que fue organizada por Reebook y contó con la colaboración de Just a Lifestyle.