¿Cansado de recorrer siempre las mismas rutas en tu ciudad? ¿Crees que has alcanzado el punto de forma óptimo y deseas probarte a ti mismo? ¿Te gustan los retos? Bien, en tal caso aquí tienes la solución: los siete retos deportivos más duros que se organizan en España. Desde las pruebas a pie más largas y complicadas hasta las competiciones amateur ciclistas más prestigiosas. A día de hoy, practicar nuestro deporte favorito y hacerlo en condiciones cada vez más estimulantes es posible. En todos los rincones de nuestra geografía puedes encontrar pruebas de una dureza casi inimaginable. ¿Te atreves con alguna de ellas?

El Ironman de Lanzarote

Su fama ha traspasado fronteras y está ampliamente considerado como uno de los triatlones más duros de todo el planeta. Anualmente, en la segunda quincena de mayo, centenares de deportistas se dan cita en el Puerto del Carmen para tratar de sortear todas las dificultades y obstáculos que presenta el recorrido del Ironman de Lanzarote, prueba en la que colabora Coca-Cola como bebida para los participantes. De una tradición ya respetable, tuvo lugar por primera vez en 1992. Desde entonces, se ha celebrado sin interrupción.

¿Qué hace de él algo tan duro? Por un lado, sus mareantes cifras. 3,86 kilómetros a nado, más de 180 kilómetros en bicicleta y una maratón como guinda del pastel. Si bien hay pruebas de triatlón que cuentan con distancias semejantes, cuando no idénticas, pocas reúnen las condiciones climáticas y geográficas de Lanzarote. Su situación insular y su latitud son únicas: las altas temperaturas frecuentemente alcanzadas, la rugosidad del terreno, su sequedad, su cercanía a África y los fuertes vientos que habitualmente azotan la isla le ubican en un lugar sin parangón en las competiciones de triatlón del mundo.

Powerade ION4 Madrid-Lisboa



Hoy en día la distancia entre las dos capitales ibéricas se ha reducido gracias a las autovías y a los ferrocarriles modernos. Sin embargo, el viejo anhelo y el ya olvidado reto que suponía recorrer media península años atrás se mantiene vivo gracias a Powerade ION4 Madrid - Lisboa, una de las pruebas MTB más exigentes del continente, en la que también participa Coca-Cola. ¿El objetivo? Muy simple: recorrer los más de 700 kilómetros que separan ambas ciudades sobre una bicicleta de montaña. ¿Los requisitos? Que no pares ni un solo segundo.

No te asustes: el objetivo de la prueba no es únicamente fomentar la práctica del deporte y la creación de este tipo de carreras, no muy frecuentes en nuestro país, sino también completarla en equipo. La no obligatoriedad de las paradas permite que varios miembros de un mismo equipo pedaleen sin parar por pistas forestales de toda condición, cruzando la meseta y las dificultades montañosas tan presentes en nuestra geografía. Este año cumple su tercera edición. Si amas la Mountain Bike, ¿a qué estás esperando? Los paisajes te dejarán sin aliento y la experiencia será inolvidable.

Al Andalus Ultimate Trail  

Si la bicicleta no es lo vuestro también hay múltiples opciones. Una de las pruebas a pie más duras que podemos encontrar en España es la Al Andalus Ultimate Trail, celebrada anualmente durante el periodo estival a lo largo de la provincia de Granada. En total, más de 250 kilómetros con el objetivo de recorrerlos en el menor tiempo posible… a través de caminos forestales y de montaña. La dificultad, por tanto, es doble: subidas, bajadas, más de 7.200 metros de desnivel acumulados, caminos sinuosos y un entorno sin igual a través de la sierra de la mítica GR-7.

La prueba cuenta con dos particularidades que la distinguen de otras parecidas en España. Por un lado, su longitud: aunque es cierto que se divide en cinco etapas y que la competición se prolonga durante varios días, ninguna otra carrera a pie supera tantos kilómetros. Por otro, el calor: en pleno verano andaluz, las temperaturas superan con frecuencia los 35 y los 40 ºC, algo que exprime al cuerpo hasta límites insospechados. En 2015 Al Andalus Ultimate Trail cumple siete años: ¿te ves capacitado para lidiar con los elementos?

Ultraebre Swim Marathon

No todo en la vida es caminar o pedalear sobre tierra firme. La natación es uno de los deportes más duros que existen, y por sí misma, su práctica supone un gran reto. Más aún si hablamos de la Ultraebre Swim Marathon, de largo, el evento más impactante de todos cuantos se celebran anualmente en España. Esta travesía a nado recorre una cifra sin igual en nuestra geografía: algo más de 30 kilómetros siguiendo el cauce del Ebro a su paso por Cataluña. Este año tuvo lugar a finales de agosto, celebrando su tercer aniversario. Ya se está preparando la cuarta edición para 2015.

A la distancia se suma el hecho de que la prueba transcurre por el río Ebro, el más caudaloso de la península, en su cauce bajo, cuando más agua ha acumulado. A lo largo de los 30 kilómetros, los participantes pasan por algunas de las localidades más célebres de la región, com Tivenys, Xerta, Tortosa y Amposta. En la última edición, fueron 48 personas quienes lograron sobreponerse a la dificultad de un recorrido tan largo. Si crees que puedes nadar por un río entre 4 y 7 horas, la Ultraebre Swin Marathon es sin duda tu prueba.

Pedals de Foc


Volvemos a las dos ruedas pero no salimos de Cataluña. De nuevo sobre una MTB: esta vez el recorrido es más corto pero el desnivel acumulado y los senderos a trazar mucho más complicados. Hablamos de la prueba Pedals de Foc, que recorre el Pirineo catalán en la provincia de Lleida a lo largo de más de 200 kilómetros con un desnivel acumulado de ¡6.000 metros! Un reto sin lugar a dudas titánico en los que los participantes deberán afrontar colosos como el Coll de Triador (12 kilómetros al 7,5%, alcanzando una altitud de más de 2.000 metros) o el Coll de Serreres (3,8 kilómetros al 9%).

Al igual que en otras muchas pruebas MTB, uno de los motivos por los que Pedals de Foc resulta tan dura es porque atraviesa distintas superficies. En total, un 61% del recorrido se realiza sobre pista forestal; un 31% sobre carretera semi-asfaltada y el 8% restante sobre camino. Qué decir de las inigualables vistas y parajes que todos los ciclistas encontrarán a su paso por el norte de la provincia de Lleida, cerca ya de la frontera francesa. Con ocho años ya de experiencia y considerado uno de los retos MTB más duros de todo el continente europeo, Pedals de Foc, organizado por Pedales del Mundo, se une ahora a dos pruebas más para crear el primer circuito de ultramaratones en bicicleta de España.

Gran Trail Aneto-Posets

Nos quedamos en las alturas del Pirineo. Muy cerca del norte de la provincia de Lleida también se celebra el Gran Trail Aneto-Posets, ya en tierras aragonesas. Hablamos de una de las pruebas de un día más exigentes dentro del calendario nacional de grandes pruebas a pie. Casi un un día completo corriendo por las montañas de este rincón de Huesca, bordeando los picos del Aneto y del Posets, las cimas más elevadas de toda la cordillera. En total, más de 7.000 metros de desnivel, pero, al contrario que el Al-Andalus Ultimate Trial, concentrados en un día.

La distancia es de impresión: 123 kilómetros, que se recorren también en el mes de julio. Como casi cualquier prueba que tiene lugar en el Pirineo, el paraje es singular. Con inicio en Benasque y llegada también en Benasque, surcar las cimas de España nunca fue tan apasionante y emocionante. Si amas la montaña y crees que tu cuerpo y nada más puede resistir un recorrido repleto de subidas, bajadas, caminos y condiciones meteorológicas no del todo favorables, el Gran Trail Aneto-Posets es tu prueba.

Quebrantahuesos

Y para terminar, más ciclismo. Si antes hemos hablado de MTB ahora es turno de la prueba en ruta más importante y de mayor reconocimiento de nuestra geografía. Hablamos de la Quebrantahuesos, la marcha cicloturista por excelencia del Pirineo español, en la que colabora Coca-Cola a través de Powerade, patrocinador de la prueba. Tiene lugar anualmente en junio, en la provincia de Huesca, alrededor del paisaje inigualable del valle de Tena y cruzando la frontera para afrontar algunos puertos franceses de gran dificultad. Comienza y termina en Sabiñánigo y, siempre por asalto, atraviesa el corazón de la cordillera durante 200 kilómetros.

Miles y miles de ciclistas toman la salida cada año, de modo que es apta para todos los perfiles de cicloturistas. Si bien quienes no se vean del todo capacitados para recorrerla tienen a su alcance su hermana pequeña, la Treparriscos, que apenas alcanza los 100 kilómetros de duración y que acude desde Sabiñánigo hasta el valle de Broto, surcando algunos de los puertos más emblemáticos del Pirineo aragonés. La prueba que ningún amante de la bicicleta en ruta debería perderse. Aunque sea una vez en la vida.