Fanta es uno de los refrescos más famosos de The Coca-Cola Company. En España disfrutamos desde los años 60 de sus sabores naranja y limón, mientras que en Canarias se comercializan también los sabores de fresa y piña. En ocasiones, Fanta ha lanzado en nuestro país sabores temporales, a la venta solo durante algunos meses, como uva, sandía o mandarina. Pero lo cierto es que, alrededor del mundo, Fanta se adapta a los gustos de cada comunidad con sus más de 90 sabores diferentes. ¿Qué os parece si descubrimos algunos?

El sabor más famoso de Fanta es sin duda el de naranja, presente en prácticamente todos los países donde se distribuye. Curiosamente el de limón, tan cotidiano para nosotros, no está presente en muchos países, donde están más habituados a sabores más dulces como uva o fresa.

Estados Unidos y Europa

En Estados Unidos, por ejemplo, los sabores más comercializados son los de naranja, piña, uva, melocotón y fresa. Otros gustos, como frambuesa, lima o manzana están disponibles también en algunos estados o establecimientos. En el Reino Unido son unos grandes amantes de la fruta de la pasión, que se encuentra hasta en tres de los sabores de Fanta comercializados allí: Fanta Mango y Fruta de la Pasión, Fanta Frambuesa y Fruta de la Pasión y el sabor Fanta Fruit Twist, que contiene zumo de naranja, pera y, cómo no, fruta de la pasión. 

En otros países europeos encontramos más variedades que añadir a nuestra colección, como Frutas del Bosque (Suecia), Frutas Rojas (Bélgica), Mandarina o Mango (Alemania).

Algunos sabores están íntimamente ligados a los gustos gastronómicos particulares del país. Por ejemplo, en Italia cuentan con Fanta de naranja roja (algo más amarga que la común), mientras que en Camboya podemos probar Fanta Lychee, basada en una tradicional fruta de la región.


Asia, decenas de sabores

Pero es fuera de nuestro continente donde nos encontramos los sabores más peculiares. En Asia, por ejemplo, podemos encontrar Fanta con sabor a manzana verde, aunque no es desde luego la más sorprendente. Y es que la dieta de cada cultura es distinta, y su valentía para atreverse con sabores nuevos también. 

Y para sabores peculiares no podemos dejar de visitar Japón. Allí se han producido los sabores de Fanta más llamativos, entre los comunes y las ediciones especiales. Por ejemplo, los nipones han podido disfrutar de Fanta de sabor a Pomelo Dulce, Fresa Blanca (Pineberry), Kiwi, Crema Ichigo, Moscatel, Ciruela, Plátano y decenas de otros sabores a base de combinaciones de frutas.

Hasta ahora hemos hablado de frutas más o menos comunes. Pero en algunos países encontramos Fanta de sabores que no relacionaríamos en principio con este refresco. Y es que en algunas zonas como Hong Kong, Japón, Taiwán o Macao está a la venta una variedad blanca de Fanta, que nos permite disfrutar del sabor a leche, kiwi o yogur de uva.

Y si lo tuyo es el chocolate, probablemente te interese saber que en Australia estuvo a la venta temporalmente un sabor de chocolate con naranja. Fanta Spider Choc Orange estaba inspirado en los spider, populares mezclas de refresco con helado, en este caso, de chocolate.

Fanta es mucho más que naranja y limón. Así que la próxima vez que viajes, no olvides probar alguna Fanta diferente en tu lugar de destino: puede que descubras tu nuevo sabor favorito.