"Me gustaría ser abogada. Sé que no es fácil, pero tengo fe. Creo que todo es posible"

"Quiero luchar por los derechos de los niños en Sierra Leona"

 

Estas son algunas de las aspiraciones de adolescentes africanas que llegan a Memunatu, una revista escolar que promueve la educación, el empoderamiento y el liderazgo de 11 millones de chicas del África occidental.

Memunatu fue también un sueño antes de convertirse en realidad. Las hermanas Fatmata y Mariama Kabia, residentes en Estados Unidos y originarias de Sierra Leona, comprobaron mientras crecían cómo la guerra, la pobreza y la falta de información limitaban el potencial de las niñas africanas para avanzar en la sociedad. En sus viajes a Sierra Leona, descubrieron que muchas de esas niñas soñaban con ser médicos, abogadas o banqueras. Sin embargo, las bibliotecas vacías, la falta de recursos para inspirar y motivar, además del énfasis en la educación de los varones, truncaban esos deseos.

Ya estando en la universidad, Fatmata y Mariama decidieron que iban a ofrecer herramientas a estas jóvenes, a su vez potenciales agentes de cambio en sus comunidades. Así nació Memunatu.

Así es como una 1

©Escolares de Freetown (Sierra Leona) leen uno de los 'números cero' de la revista 'Memunatu'.


Distribuida en escuelas de Secundaria del oeste de África junto con una guía para que el profesorado saque el máximo partido a la publicación, proporciona contenido educativo y lúdico elaborado por periodistas y escritores, personal de ONG y por las propias adolescentes. En ella pueden leerse desde consejos para aumentar el rendimiento académico o sugerencias de lecturas, hasta detallada información sobre las vías de participación en la sociedad civil.

Concebida inicialmente para cubrir Sierra Leona, su radio de acción se extiende ahora a todo el África occidental, y hasta cuenta con una versión online. En una región donde el acceso a internet es muy limitado, las jóvenes pueden dejar sus comentarios y aportaciones vía SMS a los responsables de la revista, lo que les permite evaluar su impacto en este colectivo.

"La creación de Memunatu nos ha demostrado que la acción es clave para convertir un sueño en realidad. El primer paso es atreverse a escribir o a pronunciar en alto ese sueño, lo que lo convierte en un objetivo. Algunos pueden parecer pequeños, como tener el coraje de levantar la mano en clase, o grandes, como empoderar a las niñas africanas. Sin embargo, todos son importantes, y solo a través de la acción esos sueños pueden hacerse realidad. Traigámoslos pues a la vida”, exclama Fatmata.

Es lo que trata de hacer también Coca-Cola con la iniciativa 5by20, que ayuda a mujeres emprendedoras a romper las barreras con las que se encuentran habitualmente y sacar adelante sus negocios. En 2010 Coca-Cola se marcó el compromiso de apoyar a cinco millones de estas mujeres para 2020. Desde entonces, ha hecho grandes progresos y ya ha logrado llegar a más 1,2 millones en 60 países. A lo largo de 2016, 5by20 se implantará en España