La Comunidad Valenciana es conocida, entre otras muchas cosas, por sus fantásticas naranjas. Desde hace décadas, el agua para regar los campos en zonas como La Vall d’Uxó, en la provincia de Castellón, se obtiene del subsuelo. Sin embargo, la explotación intensiva del agua y la cercanía del mar han hecho que el agua salada haya empezado a penetrar, salinizando los acuíferos de toda la franja costera. Como consecuencia de ello, muchos agricultores han visto cómo sus cultivos se arruinaban y han tenido que abandonar la actividad.

Dentro de su compromiso para devolver a la naturaleza el agua empleada en sus bebidas y en su proceso de producción, Coca-Cola desarrolla actualmente ocho proyectos de recuperación medioambiental e hidrográfica en España. Uno de ellos es, precisamente, la regeneración de un acuífero sobreexplotado en La Vall d’Uxó al que recurren más de 4.000 regantes, y que ha supuesto la infiltración, mediante recarga artificial, de más de 312 millones de litros de agua en 2013 y 265 millones en 2014.

Gracias a este proyecto, único en el mundo, se incrementa el agua dulce en el acuífero a la vez que se empuja la salada hacia el mar. Así mejora la calidad del agua y, con ella, la situación socioeconómica de la zona, pues los agricultores pueden vivir de sus cultivos y continuar con su actividad.

En el vídeo a continuación puedes descubrir más sobre el proyecto y sus resultados de la mano de agricultores de la zona y expertos.