¿Sabías que 748 millones de personas aún viven sin agua potable y que esta cifra sigue en aumento? El problema de la creciente escasez de agua en el mundo no tiene una única solución, sino muchas. Cada una de ellas por separado no sería suficiente, pero todas juntas sí.

El 31 de marzo se celebrará Planeta Agua, un debate en torno a este desafío global organizado por Coca-Cola y en el que se presentarán soluciones innovadoras para un mundo más sostenible. Te ofrecemos algunas de ellas, junto a otros proyectos que quieren dar de beber al mundo y conseguir que el problema del agua sea cada vez más pequeño.

Desechos convertidos en agua potable

Janicki Omni Processor es el nombre de una máquina que es capaz de convertir los desechos humanos en agua potable y electricidad en solo unos minutos. Creada por la empresa de ingeniería Janicki Bioenergy, el proyecto está siendo financiado por la Fundación Bill & Melinda Gates y ya se ha probado en Dakar (Senegal).

El mecanismo consiste en extraer agua de las aguas residuales a través de un proceso de secado. A continuación, los desperdicios secos se queman para generar vapor, que a su vez produce energía eléctrica. Mientras, el agua extraída durante el proceso de secado se filtra y limpia para que sea apta para el consumo.

Según Gates, al menos dos millones de personas en el mundo utilizan letrinas mal drenadas que permiten que las heces se filtren al suministro de agua, lo que tiene consecuencias desastrosas.

Agua sin contaminantes gracias a la luz solar

Acciones tan cotidianas como fregar los platos o desmaquillarse envían a las tuberías una serie de compuestos orgánicos que deben ser eliminados. Las plantas de depuración cuentan con filtros de carbón activado que retienen esos contaminantes, porque no son capaces de degradarlos. Además, con el paso del tiempo, esos filtros se saturan, siendo necesario sustituirlos o regenerarlos, lo que suele ser energéticamente muy costoso.

La ingeniera química Leticia Fernández ha ideado una técnica que permite degradar esos compuestos orgánicos mediante la luz solar, y hacerlo in situ, esto es, en los propios filtros de carbón activado y a bajo coste.

La novedosa idea de esta asturiana le valió ser incluida por la MIT Technology Review, la revista que edita el Instituto Tecnológico de Massachusetts, en la lista de los 10 científicos españoles menores de 35 años con más proyección en 2015.

Un 'software' para ayudar en la toma de decisiones sobre el agua

Según el Foro Económico Mundial, las “crisis de agua” están entre los primeros riesgos mundiales de gran impacto y suponen una seria amenaza para las personas, los negocios, el medio ambiente y la estabilidad política en todo el planeta.

La empresa de análisis visual Qlik, en colaboración con Twitter, entre otros, trabaja en el desarrollo de una aplicación de visualización que combina datos históricos, información en tiempo real y sobre el terreno, además de la aportada por los ciudadanos, para ayudar en la toma de decisiones respecto al agua. Decisiones tales como cambios legales, respuestas a crisis o mejoras en las infraestructuras.

Micro-tecnología limpia

Los amigos agricultores de los alicantinos Francisco y Abel Martínez tenían siempre la misma queja: la falta de potencia de sus sistemas de regadío. Casi 10 años les costó desarrollar una tecnología capaz de resolver el problema. TubEnergy son unas micro-turbinas hidráulicas que, instaladas en la red de tuberías de agua, aprovechan la presión residual existente para producir energía eléctrica.

Y lo hacen a bajo coste y de forma limpia con el medio ambiente, "donde hay actualmente grupos electrógenos, gran cantidad de CO2 y cableado eléctrico hacia las zonas agrícolas, lo cual es carísimo y a veces inviable para los agricultores", dice Abel Martínez. Él y su socio fueron ganadores del Fondo Emprendedores de la Fundación Repsol 2013 y finalistas de los Premios Sacyr a la Innovación 2015.

Agua caliente sin derrochar agua fría

¿Cuánta agua se pierde por el desagüe cada vez que nos damos una simple ducha? Desde que abrimos el grifo del agua caliente hasta que sale a la temperatura adecuada, puede estar el grifo abierto sin usarse varios segundos, incluso puede que hasta un minuto entero.

“Me pregunté cómo recuperar esos litros sin tener que hacer obras en casa ni instalar depósitos adicionales, centrándome únicamente en lo que disponemos", cuenta el emprendedor valenciano Alfonso Cuervo. El resultado de sus desvelos es AquaReturn, un pequeño electrodoméstico que hace recircular el agua por las tuberías hasta que alcanza los 35 grados, permitiendo ahorrar agua y cuidar el medio ambiente.

En 2015, AquaReturn fue una de las 100 empresas de nueva creación finalistas del encuentro sobre emprendimiento South Summit. Según la web de la empresa, gracias a este dispositivo ya se han ahorrado 328.385.966 litros de agua y evitado el consumo de 2.909.573 KWh en el ciclo integral del agua.