“Es una pasada llegar a la Residencia de Estudiantes y saber, pero sobre todo sentir, que aquí durmieron, comieron y crearon Lorca o Dalí”, coinciden algunos de los ganadores de la 56ª edición del Concurso Coca-Cola Jóvenes Talentos de Relato Corto.

Desde hace más de cinco años, los 21 ganadores y finalistas se alojan en este espacio fundado en 1910 y que fue una de las experiencias más fructíferas de creación e intercambio científico-artístico de la Europa de entreguerras. Y lo hacen durante su visita cultural y de ocio a Madrid (este año también viajarán a Londres), que es el premio por sus bellos y sorprendentes relatos.

“Los ganadores son jóvenes creadores que están en época de descubrir su talento. Queríamos ofrecerles un campus en Madrid en el que acudir a clases magistrales de grandes escritores y a talleres creativos especialmente diseñados para ellos, y vimos que la Residencia de Estudiantes era el entorno perfecto”, cuenta el director de la Fundación Coca-Cola y de Relaciones Corporativas de Coca-Cola Iberia, Juan José Litrán.

Los chicos tienen la oportunidad de vivir experiencias literarias únicas en un lugar que no puede ser más inspirador. No solo por haber albergado a figuras como Salvador Dalí, Federico García Lorca, Luis Buñuel o Severo Ochoa, sino por los edificios en sí, que fueron rehabilitados en 2001, manteniendo su arquitectura original, y por los jardines y alrededores. “Todo ello configura un conjunto tranquilo y silencioso, adecuado para el estudio y la creación”, señalan desde la Residencia de Estudiantes.

©Imagen de archivo de los exteriores de la Residencia de Estudiantes.

Espacio abierto al diálogo y la creación

El primer centro cultural de España, producto de las ideas renovadoras de la Institución Libre de Enseñanza, sigue siendo hoy un espacio abierto al debate, la reflexión crítica y la creación.

Durante su estancia, los chicos conviven con parte de los 3.000 científicos, artistas y creadores de los campos más diversos que cada año se alojan, en periodos generalmente inferiores a una semana, en la Residencia de Estudiantes. A ellos se suman el grupo de jóvenes que disfrutan de las becas que concede la Residencia. “Con su presencia y con las actividades que desarrollan, los jóvenes talentos Coca-Cola contribuyen a ese ambiente de comunicación informal y de diálogo entre las distintas generaciones tan característico de la Residencia”, destacan desde el centro.

Para Elisa Velasco, una de las coordinadoras de los talleres de creación literaria que realizan los chicos en este lugar de encuentro, “el planteamiento creativo debe ser siempre multidisciplinar; la acción artística debe moverse en ese territorio difuso, con libertad”.

En los años 20, tres jóvenes geniales, Lorca, Dalí y Buñuel, que más tarde harían historia en la literatura, la pintura y el cine, coincidieron en la Residencia de Estudiantes y se hicieron inseparables. Su conexión personal y artística marcó su obra, que nunca hubiera sido la misma sin los momentos que compartieron juntos.

Durante su paso por la Residencia, los jóvenes talentos Coca-Cola también estrechan lazos en solo unos pocos días y se enriquecen e influyen mutuamente. Como resume Velasco, "la Residencia de Estudiantes es diálogo, cooperación, intercambio… Ese es su espíritu y de él se imbuyen los chicos. Y ese espíritu es fundamental para la creación, para que nazcan y pasen cosas”.

Foto principal: De izquierda a derecha, Salvador Dalí, José Moreno Villa, Luis Buñuel, Federico García Lorca y José Antonio Rubio Sacristán en el parque de la Bombilla, Madrid, mayo de 1926. Archivo Residencia de Estudiantes.