En la feria de tecnología alimentaria Expo MilanoCoca-Cola ha presentado al mundo la primera botella de plástico fabricada completamente a partir de plantas. Esta botella es una evolución de la PlantBottle original de 2009, que era 100% reciclable y estaba compuesta en un 30% de material orgánico. 

Esta nueva versión utiliza los azúcares presentes en las plantas para elaborar el polietileno tereftalato (PET) con el que se fabrican las botellas de plástico. En concreto, se usa la planta de la caña de azúcar y también los desechos derivados de la producción del azúcar, logrando una botella no sólo 100% reciclable, sino elaborada al 100% con material renovable, reduciendo con ello la huella de carbono.

Este nuevo envase es el resultado de la visión de Coca-Cola para desarrollar una alternativa sostenible a los envases tradicionales, elaborados a partir de derivados del petróleo y otras materias primas no renovables, obteniendo una botella con el mismo aspecto, resistencia e igualmente reciclable que el PET convencional, pero mucho más respetuosa con el medio ambiente. 

Desde que en 2009 se lanzara la primera versión de PlantBottle, Coca-Cola ha distribuido más de 35 millones de botellas en cerca de 40 países, lo que representa un 7% de todos sus envases a nivel mundial. Hasta hoy, estas botellas han supuesto reducir el equivalente a 315.000 toneladas de CO2, que es el dióxido de carbono emitido al año por más de 65.000 coches. 

Con esta nueva botella fabricada por completo a partir de materia vegetal se conseguirá reducir la huella de carbono más todavía, aunque el trabajo no acaba aquí, y Coca-Cola sigue investigando e invirtiendo en PlantBottle para ir introduciendo mejoras.