La cuarta edición de la Powerade Non Stop Madrid-Lisboa se ha disputado el fin de semana del 30 de septiembre al 2 de octubre con la cifra récord de 807 participantes, que tomaron la salida el viernes 30 de septiembre en la localidad madrileña de Las Rozas. Entre ellos estaba el judoka olímpico Sugoi Uriarte, que, acostumbrado como está a cumplir metas, ha logrado completar con su equipo un recorrido non stop de 770 kilómetros hasta llegar al Parque de las Naciones de Lisboa. "Me quedo con la ilusión de la gente. Cada participante tiene su pequeño reto y hay normalmente una bonita historia detrás", cuenta sobre esta aventura extrema que, por cuarto año consecutivo, ha ganado el equipo MMR-Powerade.

Desde que, a finales de agosto, fuera elegido por votación popular en el concurso organizado por Shimano Macario Llorente para conformar su Equipo Azul, Sugoi ha estado preparándose para la prueba durante todo el mes de septiembre. "Hice unas cuatro-cinco rutas a la semana, compaginándolo con el judo, por lo que ha sido muy duro y en unos horarios poco habituales", señala.

Sus compañeros de vivencias imborrables, de pedaleo de día y de noche por paisajes increíbles de tierras agrestes, han sido los otros dos integrantes del Equipo Azul, los también judokas Alfonso Urquiza y Kiyoshi Uematsu. "Lo más complicado fue la etapa 10. Era de noche y desde el kilómetro 20 al 38 me pareció que iba por el medio del desierto. Como iba solo se me hizo muy duro: no podía ni andar con la bici porque me hundía", confiesa.

Ver imagen en Twitter


Lo que distingue al "muy bueno" del "crack"

Sugoi, Alfonso y Kiyoshi no han sido los únicos nombres propios de esta carrera, en la que cada una de las Estaciones de Hidratación Powerade son claves para el buen desarrollo de la prueba, que se ha convertido ya en un clásico del calendario nacional del Mountain Bike. Uno de esos nombres propios es el de Ada Xinxó, la primera mujer en terminar el recorrido en solitario con un tiempo de 53 horas y media (55 horas es el máximo para completarlo). En esta misma categoría, también han alcanzado su objetivo el youtuber Valentí Sanjuan en su tercer intento; el ciclista Guillermo Prieto -con una prótesis en la pierna-; y el exciclista profesional Moisés Dueñas, vencedor final con un tiempo estratosférico de 39 horas y 20 minutos.

Curtido en la alta competición, Sugoi destaca que, más importante que la fortaleza física, es la mental. "Hay veces que es imposible entrenar el físico para lo que te va a exigir la prueba, por lo que siempre la diferencia entre el bueno o el muy bueno, o el muy bueno y el crack, es la cabeza".

Amante del Mountain Bike

En categoría de dos, WRC Conor Physios 1 se ha hecho con la victoria, mientras que en los tercetos el vencedor ha sido el MMR Bikes. Destaca también el triunfo en féminas del equipo Urodev. Burgohondo (Embajador), Bikes World (Prensa), Anjana Bike Team (Extremadura), BTT Toledo (Club) y WRC Conor Physios 3 (Mixto) también han tenido su reconocimiento como ganadores de sus respectivas clasificaciones.

Sugoi se ha "visto bien" en un deporte que no es el suyo "para las horas que le he dedicado". Y es que, pese a su buena forma física y mental, no es un recién llegado al mundo del Mountain Bike. "Yo practicaba esta modalidad de ciclismo los domingos que estaba en casa (sin competición de judo). Solía salir unas dos veces al mes y unas dos horas cada ruta", recuerda.

El próximo año sigue la aventura con la tercera edición de la Powerade Non Stop Barcelona-San Sebastián y la quinta de la Powerade Non Stop Madrid-Lisboa. Sugoi reconoce que ha acabado “cansado” de la bici y que se baja por un tiempo. "Pero si se me cruza en el camino otro reto de este tipo es muy fácil picarme", advierte.