¿Quién no guarda en la memoria momentos inolvidables con los amigos de siempre? Instantes en los que nos sentimos realmente a gusto y nos mostramos tal como somos, sin artificios. La consultora creativa CuldeSac, en colaboración con Coca-Cola, ha diseñado el primer vaso concebido expresamente para pasarlo bien con los amigos, para brindar y beber pausadamente, disfrutando de la charla, de las risas y de cada sorbo.

“Diseñamos este vaso inspirándonos en la filosofía #UnpluggedMoments, la vuelta a lo auténtico que estamos viviendo últimamente. Hemos pasado de la hiperconexión a través de la tecnología, que nos ha llevado al mundo de la eterna pose, a la reconexión con los momentos en los que sentirnos realmente nosotros mismos, entre amigos de verdad. Nuestro objetivo era plasmar todo esto en un objeto material”, cuenta Pepe García, socio fundador de CuldeSac.

La nueva categoría del trago lento


El vaso, presentado en el evento gastronómico y de diseño Big Food Grrrreat Market, está hecho de borosilicato (pírex), un vidrio de alta resistencia y cuya consistencia lo hace más grueso y robusto que la mayoría de los vasos que se usan para disfrutar de refrescos y combinados. La principal novedad es que tiene varias aberturas en la parte superior para generar tres sonidos de brindis y tres tipos de sorbo:

  • Boca estrecha: Esta forma lleva a beber con la boca más cerrada, como cuando se sorbe de una pajita. Así, el líquido cae directo a la punta de la lengua, donde se encuentran los receptores dulces, potenciando el sabor.
  • Forma estriada: El líquido cae más disperso, en forma de cascada, aireando la bebida e incrementando su sabor al mezclarse los compuestos volátiles con el oxígeno.
  • Forma de cuchara: El líquido va directo a la zona central o posterior de la lengua, donde se crea una cortina de aire comunicada directamente con los receptores olfativos, potenciando también el sabor.

"Cada vez el consumidor es más exigente y busca el elemento diferenciador", señala García, quien destaca que el vaso inaugura una nueva categoría, la del trago lento. "Aquel que ayuda a disfrutar del momento, manteniendo el líquido en su punto perfecto de consumo durante más tiempo".

Otra de las características del vaso es que incluye un anillo de madera de roble que transmite calidez y textura, y ayuda a mantener durante más tiempo la temperatura óptima del contenido.

La base del vaso tiene tres puntos de apoyo que disminuyen el contacto con la mesa o barra y evitan que la condensación deje humedad sobre la superficie. De líneas irregulares, que recuerdan que los momentos auténticos con los amigos no son perfectos, pero sí únicos, mide 80mm de diámetro y 110mm de alto, lo que permite verter una botella de Coca-Cola de 237ml, sin que se quede a medias, junto con tres hielos.