En la actualidad, son los consumidores, y no precisamente las empresas, quienes están impulsando las innovaciones más rompedoras. Esa fue una de las principales conclusiones de la mesa redonda celebrada en el Tech’s Scheller College of Business de Georgia (Estados Unidos) el pasado 28 de septiembre, en la que participaron distinguidos ejecutivos de grandes empresas. En ese panel figuraba el presidente y director ejecutivo de Coca-Cola, Muhtar Kent, cuyas reflexiones resumimos.

Cómo Coca-Cola, que ya tiene 130 años, decide cuándo, dónde y cómo innovar

“Tú no decides, lo hace el consumidor. Y tienes que seguirle con pasión. La innovación empieza y termina en él. Y hablamos de innovación en términos de producto, envases, equipamiento, procesos...”.

La importancia de escuchar y comprometerse con los consumidores

“Debes prestar atención a lo que están diciendo y asegurarte de que recoges las tendencias... La tecnología recorre el mundo a un ritmo vertiginoso, y tienes que estar bien atento. Tenemos un hub que capta todo lo que es tendencia en todo el planeta en torno a nuestras 550 marcas. Debes asegurarte de que, cuando el mundo se mueve y transforma, tú no te quedas dormido”.

Cómo han evolucionado las expectativas del consumidor

“Ya no es suficiente con hacer un buen producto. Necesitas estar en línea con lo que se espera de ti. Cuando proclamamos: ‘Hemos devuelto a la naturaleza y las comunidades el 100% del agua contenida en nuestras bebidas, cinco años antes de lo previsto’, como hicimos en Estocolmo, eso también forma parte de las expectativas de los consumidores respecto a Coca-Cola como empresa. Y es de una importancia crítica en un negocio como el nuestro. Nosotros decimos: ‘Una marca es una promesa, y una gran marca es una promesa cumplida’. Tenemos pues que trabajar cada día para cumplir todas esas promesas de nuestras marcas”.

Muhtar Kent hablando de ser una empresa pionera

 

La sed de los consumidores por la personalización

“Estamos pasando de un mundo de marketing masivo a un mundo de personalización masiva. El consumidor nos transmite cada día: ‘Quiero personalizar’. Y la tecnología lo posibilita. No podríamos haber lanzado la campaña Comparte una Coca-Cola con... sin la tecnología de inyección de tinta que ha evolucionado de tal manera hasta permitir las impresión de los nombres en las latas. Y se desarrollará aún más en los próximos años, en los que, cuando en una ciudad un equipo deportivo gane, habrá envases personalizados sobre el evento para celebrarlo esa misma noche. Hacia eso nos encaminamos. Es el futuro”.

La necesidad de innovar de fuera hacia dentro y de tejer una red de socios para esa innovación

“Creemos que las mejores ideas están fuera de nuestras cuatro paredes. Creemos en lo que yo llamo el Poder de las Colaboraciones, de las asociaciones con nuestros embotelladores, con nuestros grandes clientes, con los gobiernos, las ONG. Asistimos a un nuevo mundo, y el poder está en esos hermanamientos".

"Por ejemplo, hemos trabajado con el Foro Económico Mundial para crear la comunidad de Global Shapers, emprendedores sociales de entre 19 y 25 años que buscan un mundo mejor y que actualmente está organizados en 360 hubs por todo el mundo. Fuimos los primeros en apoyar a los Global Shapers. El Foro Económico Mundial tomó la decisión de asegurarse de que, en cada reunión que se celebrase, estuvieran allí. Eso cambia el diálogo, ya estés hablando de asuntos sociales, de índole económica, política, del pasado o del futuro. La conversación se modifica con jóvenes de entre 19 y 25 años. Encuentro este hecho muy revitalizante. Aprendo personalmente cada vez que estoy con ellos”.

Emprendedores en busca de la innovación en un mundo mejor

Miembros de la comunidad de Global Shapers, en una reunión del Foro Económico Mundial en Davos (Suiza).


 

La responsabilidad de las empresas de generar algo más que valor para los accionistas

“Según la vieja escuela, las empresas deben crear valor para los accionistas. Esto sigue siendo válido hoy, pero también hay que generar valor más allá, a una serie de grupos de interés a largo plazo. Desde luego que a tus accionistas, pero también a tus clientes, a tus socios embotelladores, a las ONG con las que trabajas, a las autoridades públicas”.

La responsabilidad de la construcción de la marca Coca-Cola como presidente y como CEO

“Cuando la gente me pregunta: ‘¿A qué te dedicas?’, contesto: ‘Mi trabajo consiste en asegurarme, vaya donde vaya ese día, de que pulo las marcas de Coca-Cola un poco más’. Y si por la noche me puedo decir: ‘Hoy he conseguido hacerlo’, entonces me duermo plácidamente”.

Este artículo es una adaptación del publicado en Coca-Cola Journey global