En los últimos años, el reciclaje se ha puesto muy de moda en todos los sectores, pero especialmente en el de la decoración. Es una tendencia estupenda, porque permite ahorrar en materiales y al mismo tiempo favorece al entorno, reduciendo considerablemente el número de residuos. Los palés, por ejemplo, se reutilizan para la fabricación de muebles y complementos del hogar.

Y es que los palés tienen un asombroso potencial decorativo tanto para el interior como para el exterior de la casa. Hoy en día existen un gran número de empresas y pequeños talleres artesanos que se dedican a la venta de muebles fabricados con palés, pero también hay piezas que podemos fabricar nosotros mismos. Veamos algunas ideas para las diferentes estancias de la casa.

Muebles con palés para el salón

El palé es sólido y resistente, un perfecto punto de partida para muebles de almacenaje en el salón. Estos son fáciles de preparar con varios palés, simplemente apilándolos. Para los más expertos y atrevidos, también se puede desmontar el palé para aprovechar su madera. Así se construyen muebles muy distintos, como una bonita butaca de líneas modernas que solo presenta reminiscencias de su función original.  

El cartón es otro de los materiales que se postula para sustituir a la madera en buena parte de los muebles de la casa. Es más barato, puede ser reciclado de cajas de embalar y, bien utilizado, es mucho más resistente de lo que podríamos pensar en un primer momento. De hecho, el cartón ya se utiliza para la fabricación de muebles para el salón de todo tipo, incluyendo mesas, sillas y sillones.

También para la cocina

En la cocina los palés reciclados también pueden tener su lugar. Si bien no es habitual encontrarlos en el mobiliario estándar, como en los armarios, sí que son un material perfecto para la fabricación de mesas o incluso de islas, dándole un estilo moderno e industrial. Una isla de palés será barata y fácil de construir, al tiempo que resultará perfectamente funcional.

Muebles con palés para el dormitorio

Los palés se utilizan también en la fabricación de camas. En realidad su forma y resistencia son perfectas para ello. Con los palés se construye la estructura (con la superficie y la altura deseadas) y sobre ella se coloca el colchón. Además, una cama construida con palés puede ser utilizada de día como sofá con solo cambiar la disposición de los cojines.

Muebles auxiliares de jardín

Los palés se han convertido en parte fundamental de muchos jardines, ya que se pueden transformar en organizadores de almacenaje, en soportes para macetas y huertos urbanos, en mesas auxiliares, como complemento a asientos y hamacas e incluso en una daybed. Igual que los palés son perfectos para camas en el dormitorio, también lo son para camas de día en exteriores, y el resultado ayuda a crear un ambiente agradable y acogedor.

Complementos hechos con cartón para toda la casa

Cuando nos estamos iniciando en el mundo del bricolaje, es normal sentirse más cómodo trabajando con piezas de menor tamaño. En ese sentido, el cartón es un buen material para empezar, pues es más sencillo crear estructuras más pequeñas pensadas para soportar poco peso. Colgadores, accesorios de almacenaje, pequeñas mesas auxiliares o camas para mascotas pueden ser buenos elementos para empezar.

Atrévete a personalizar con un toque de color

En los muebles hechos con palés, lo más habitual es que se mantenga su color natural sin pintar, simplemente con un barniz protector que deje ver que el palé es el punto de partida. Sin embargo, si pintamos los palés, los muebles siguen manteniendo su esencia basada en el reciclaje y la sostenibilidad, y se multiplica el potencial decorativo. Por ejemplo, los palés pintados en blanco pueden quedar genial hasta en la habitación de los niños.

Si nos gusta este tipo de mobiliario hecho con palés, y vemos que su estilo decorativo, moderno e industrial, es el que queremos para nuestro hogar, podemos optar por comprarlo o fabricarlo con nuestras propias manos. En el primer caso debemos buscar en nuestra zona alguna tienda o taller especializado en muebles con palés. Ellos nos explicarán las diferentes opciones y nos asesorarán.

En el segundo caso, lo mejor será que empecemos por un proyecto pequeño, para ir cogiendo mano en el manejo los materiales. Los palés, por ejemplo, podemos conseguirlos preguntando en obras y almacenes, ya que la mayoría de materiales se transportan con ellos, y muchas veces no se devuelven y los acumulan. El cartón es más fácil todavía de conseguir, siendo las cajas de grandes electromésticos las más adecuadas dada su mayor calidad y resistencia. 

Así que no te lo pienses más, anímate a probar y descubre el asombroso potencial decorativos de los palés y el cartón.

Fotos | Walt Stoneburnerpierrevedel.comDenis Vahrushevpierrevedel.comJordimichelle, eren{sea+prairie}oskaygagilas y XcBiker