Los museos de ciencia siempre han sido la forma más tradicional y popular de acercar los últimos descubrimientos y fundamentos básicos de la ciencia al público general. Por ello, además de mostrar exposiciones convencionales, los museos también han perseguido la forma más dinámica de involucrar a los visitantes. Por ejemplo, a través de elementos  interactivos, juegos, proyecciones audiovisuales o demostraciones empíricas de experimentos.

No hay que olvidar que el juego siempre ha sido un gran inspirador de la ciencia, sobre todo para los más pequeños, pero también para científicos adultos. Por ejemplo, Richard Feynman admitió hallarse preso de la rutina en sus investigaciones cuando había dejado de divertirse; y Leonardo Da Vinci era un gran aficionado a los trucos, los juegos y los enigmas como fuente de inspiración de nuevas ideas.

A continuación vamos a descubrir los museos de ciencia más espectaculares del mundo, y también los que resultan más interactivos para el visitante.

El Smithsonian de Washington

Sumando todos los metros cuadrados de sus distintos edificios, el museo más grande del mundo es el Smithsonian de Washington. Además de los edificios de historia natural o arte, entre otros, también cuenta con centros de investigación, como el Centro de Estudios Planetarios y de la Tierra, el de Estudios Tropicales o el Observatorio Astrofísico.

En total, el Smithsonian Institution de Washington cuenta con nueve centros de investigación, un zoológico y diecinueve museos en los que podemos contemplar 140 millones de piezas museísticas. Algunas de estas piezas son tan exclusivas como el avión original usado por los hermanos Wright, que podemos encontrar en el Museo del Aire y el Espacio. Allí también podemos admirar elEspíritu de St. Louis, el primer avión en realizar un vuelo trasatlántico desde Nueva York a París.

Centro de Ciencias de Guangdong en China

Si buscamos el museo de ciencia más grande del mundo en un único edificio, entonces debemos viajar hasta el Centro de Ciencias de Guangdong, inaugurado en 2008. Tiene 450.000 m2 (mayor que la plaza Tiananmen de Beijing) y está ubicado en la homónima ciudad de la isla china de Xiaoguwei.

Tiene ocho áreas de exposición, cuatro salas científicas de cine, dos laboratorios y un salón digital de "experiencia familiar”. También hay exposiciones acerca de temas acuáticos en el exterior del edificio principal, donde podemos contemplar un lago artificial de 80.000 metros cuadrados.

El museo hace hincapié en los avances más recientes de China en el terreno de las ciencias y la tecnología, y hay atracciones interactivas como la simulación de un terremoto y un tifón.

Museo de Historia Natural de Nueva York


El Museo de Historia Natural de Nueva York es posiblemente el museo más reconocible del mundo por sus múltiples apariciones en el cine, sobre todo a raíz de la saga de películas Noche en el Museo.

El museo fue inaugurado por Theodore Roosvelt en 1869. Alberga una de las colecciones más importantes del mundo, compuesta por alrededor de 35 millones de objetos. También exhibe el zafiro más grande del mundo, además del fósil más pesado, de 34 toneladas. Sin embargo, la estrella para el público en general es el fósil del Tyranosaurus Rex del vestíbulo.

Con una capacidad para más de cuatrocientas personas y su sistema de proyección digital sobre su cúpula, el planetario Hayden Planetatium es una ventana al universo en alta definición.

Fonozoo de España

Si solo deseamos un museo de sonidos científicos, entonces el museo más grande (aunque solo sea virtual) es Fonozoo, que alberga 10.908 grabaciones de 1.524 especies animales indexadas.

Fonozoo forma parte del Museo Nacional de Ciencias Naturales del CSIC (Consejo Superior de Investigaciones Científicas) y alberga la mayor fonoteca zoológica del mundo, donde están clasificados los fondos sonoros por orden, familia y especie animal. Para escucharlos basta con entrar en la web del museo y realizar una búsqueda a través del nombre científico de la especie que nos interese. Sin embargo, en algunos casos hay que solicitar la autorización del investigador que posea el copyright de la grabación.

Space Center de Houston

700.000 personas al año visitan el centro espacial de la NASA que, entre otros objetos, posee una reproducción parcial de la Estación Espacial Internacional, la mayor construcción de la humanidad fuera de la Tierra. También se pueden contemplar y recorrer otras instalaciones reales empleadas en los inicios del programa espacial.

Entre otras actividades interactivas, se puede asistir a una simulación de un despegue al espacio mientras que una pantalla de cine de cinco pisos de altura muestra cómo es la vida de un astronauta y las vistas desde el espacio exterior.

Heureka de Helsinki

Un parque levantado en piedra que exhibe la variedad de minerales de Finlandia es una de las muestras del Heurekael museo de ciencia de Helsinki, que ofrece fundamentalmente una serie de salas interactivas para los más pequeños.

Situado en las afueras de la ciudad, en el Heureka también hay un planetario digital con 135 asientos.

Astonishing Science Spectacular Museum de Londres

Las noventa salas del londinense Astonishing Science Spectacular Museum reciben 2,7 millones de visitantes al año. En sus instalaciones podemos asistir a algunos de los experimentos en vivo más espectaculares del mundo.

A este museo también pertenece el aeródromo Wroughton, en Wiltshire, situado en unas naves usadas por el ejército en la Segunda Guerra Mundial. Los seis hangares albergan piezas enormes, como una prensa de madera y una sección de una imprenta que pesa 140 toneladas.

Museo de Historia Natural de Londres


Situado en South Kensington, en Londres, el Museo de Historia Natural de Londres alberga más de 70 millones de especímenes, algunos de los cuales fueron reunidos por Charles Darwin.

Uno de los más famosos y destacados es la réplica de un esqueleto de diplodocus (Diplodocus Carnegii) de 32 metros de longitud, que se encuentra en el recibidor central. Otra de las principales exhibiciones es la de un esqueleto y modelo de ballena azul. El esqueleto pesa 10 toneladas y mide 25 metros de longitud.

Cité des Sciences de París

Construido para la Exposición Universal de 1900, entre el Puente de Alejandro III y los Campos Elíseos, el Palacio del Descubrimiento se quedó tan pequeño a fin de albergar el museo científico más grande de Francia, que finalmente se construyó laCiudad de las Ciencias y la Industria en el parque de la Villette.

Con 300 metro de longitud, este museo ofrece exposiciones permanentes sobre matemáticas, imágenes, sonido, el espacio, la energía y otros temas. Además, dispone de una mediateca con espacios interactivos, la Ciudad de los Niños, un auditorio, el cine Lumière y un planetario.

Deutsches Museum de Munich

El Deutsches Museum de Munich se fundó en el año 1925 y se localiza en una isla formada en la ribera del río Isar. Es uno de los más visitados del mundo con aproximadamente 1,5 millones de visitantes por año.

En total hay más de 18.000 objetos expuestos, pero en sus fondos este museo alberga otros 60.000 más, así como 850.000 libros y textos originales. Se requieren varios días para ver todas las salas, entre las que destacan una dedicada a la aeronáutica, donde el público puede subir a aviones de verdad de todas las épocas, y otra que reproduce las cuevas de Altamira de España.

Estos son solo algunos ejemplos de lugares donde podemos acercarnos a la ciencia de una forma divertida y sugerente, aunque cualquier sitio es bueno para aprender ciencia si sabemos mirar con la suficiente curiosidad.