Las máquinas de vending están presentes en casi todas partes: una estación de tren, un centro comercial, incluso en la oficina. En cualquier sitio puedes disfrutar de una Coca-Cola bien fresquita gracias a ellas. Todos sabemos manejarlas: introduces las monedas, seleccionas la variedad que prefieres y obtienes tu lata. Pero esta no es la única manera. Hoy te presentamos algunas máquinas de vending divertidas y diferentes.

La máquina que necesita un abrazo

Un abrazo nos levanta el ánimo, nos da fuerzas y nos llena de optimismo. Y Coca-Cola, que siempre ha apostado por la felicidad, no podía ser ajena a ello. Por eso esta máquina no funciona con monedas, sino con abrazos: si la achuchas, consigues una lata gratis. Un buen trato, ¿verdad?

La máquina para enamorados

Para celebrar el amor, Coca-Cola instaló esta máquina en un centro comercial el día de San Valentín, destinada solo a parejas. ¿Cómo podían conseguir su bebida? Tenían que demostrar que eran pareja. Un beso valía para que la máquina expendiese una lata.

La máquina que baja su precio con el calor

En España, durante los últimos veranos, algunos parques acuáticos y de atracciones han contado con máquinas de Limón y Nada cuyo precio bajaba según iban subiendo los grados de temperatura al sol. ¡Un alivio en los días más calurosos del verano!

La máquina que te convertía en un agente secreto

En una estación de tren de Bélgica, apareció una curiosa máquina de Coca-Cola Zero que, al comprar una bebida, te ofrecía conseguir tickets para la última película del agente secreto 007. Sin embargo, no todo era tan fácil: los participantes debían superar unas pruebas a lo largo de la estación en 70 segundos. Y es que no todos los días se tiene la oportunidad de meterse en la piel de un agente secreto al servicio de su majestad.

La máquina para la que necesitas un amigo

Para el Día Internacional de la Amistad, que se celebra el 30 de julio, Coca-Cola Argentina instaló una máquina tan grande que no podías utilizarla tú solo: necesitabas un amigo que te ayudase a conseguir el refresco. Como recompensa, ambos se llevaban su lata de Coca-Cola. Y es que ya se sabe: solo no puedes, con amigos sí.

La máquina que te anima a reciclar

En Singapur, solo el 11% de los plásticos se reciclan. Coca-Cola quería hacer algo al respecto, así que durante la semana previa a la Hora de la Tierra, instaló esta máquina en la que se daban regalos a quienes devolviesen una botella de refresco vacía. Camisetas, bolsas, muebles y demás merchandising a cambio de hacer un buen gesto por el planeta.

La máquina de cantar villancicos

¿Quién no disfruta cantando villancicos en Navidad? Parece que no han llegado las Fiestas de verdad hasta que no lo hacemos. En Suecia, los estudiantes del Real Instituto de Tecnología recibieron una máquina de Coca-Cola que, en vez de monedas, prefería que le cantasen villancicos.

Todas las máquinas de vending en los siguientes vídeos