Más de 37 millones de personas están infectadas con el VIH en el mundo y cada año se producen alrededor de dos millones de nuevas infecciones, 3.366 en España. “El sida es una de las epidemias más importantes y, por desgracia, cuando preguntas a los jóvenes, la ven como una enfermedad vintage, y no tiene nada de eso”, se lamenta el doctor Bonaventura Clotet, presidente de la Fundación Lucha contra el Sida, que el pasado 21 de noviembre organizó la séptima edición de la Gala Sida para recaudar fondos para la investigación contra la enfermedad. Dirigida por Miguel Bosé, por primera vez se celebró en Madrid, en el Palacio de Cibeles.

“La enfermedad se ha cronificado y eso ha hecho que se le pierda el miedo, pero tiene una toxicidad, un coste económico, unas necesidades de control y va asociada al riesgo de otras infecciones (virus de la hepatitis, del papiloma humano), al desarrollo de patologías, como tumores, y al envejecimiento precoz...”, advierte Clotet. Director del institut IrsiCaixa, referente de la investigación contra la enfermedad en el mundo, hace 35 años decidió dedicar su carrera a encontrar la cura al sida al conocer al primer paciente de VIH en España en el hospital Vall d’Hebron.

Durante la Gala Sida, a la que asistieron más de 700 invitados, entre ellos personalidades del mundo político, científico, empresarial y cultural, se recaudaron 1.053.516,20 euros, un 30% más que en 2015, que se suman a los casi 3,5 millones conseguidos en las seis ediciones anteriores. “Estamos al principio del fin de la cura definitiva de la enfermedad, pero lo que hay que entender es que ese fin está aún muy lejos y que, a más dinero, menos tardaremos en hallar la solución”, asegura Clotet.

Coca-Cola, una contribución más allá de lo económico

Coca-Cola, con un compromiso histórico de apoyo a iniciativas que buscan la erradicación del VIH/SIDA, ha sido uno de los patrocinadores de la gala. “La contribución de Coca-Cola Iberia va mucho más allá de su aportación económica, porque al respaldar la lucha contra una enfermedad tan estigmatizada aún hoy, contribuye a normalizarla ante la sociedad y sirve de ejemplo a otras empresas para que pierdan el respeto a apoyar una causa como esta”, afirma Albert Tuldrà, gerente de la Fundación Lucha contra el Sida.

“Los jóvenes necesitan algo que les conecte. Lo que queremos es que tomen conciencia de la importancia de esta epidemia, y eso nos lo permite Coca-Cola. Si les hablas con camisa y corbata, no se creen el mensaje, lo rechazan, pero si todo ese discurso protector procede de Coca-Cola, es como si viniera de un jugador carismático de fútbol”, apunta Clotet.

Erradicar los “escondites” del virus en el organismo

Roger Paredes, investigador de la Fundación Lucha contra el Sida, que trabaja en red con el instituto IrsiCaixa, cuenta que los esfuerzos de los más de 100 especialistas de estas dos entidades se centran no solo en el desarrollo de una vacuna terapéutica, sino también de otras estrategias de erradicación en paralelo. “El gran reto es conseguir eliminar los escondites en los que el virus queda agazapado dentro del organismo con los fármacos actuales, que solo lo bloquean, y desde los que regularmente muta y se reactiva”, explica.  “Ese es el gran secreto y lo que estamos desarrollando”.

La Gala SIDA recauda fondos para la investigación contra el VIH

Cualquiera puede aportar su granito de arena a esta larga y difícil investigación para borrar la huella de una enfermedad que sigue siendo muy grave aunque sea tratable. Hay diversas vías: una es desde la página web de la Fundación Lucha contra el Sida y otra es mandando un SMS con la palabra VACUNA al 28099 para hacer una  microdonación de 1,20 euros.