El logo de Coca-Cola es uno de los más reconocidos del mundo. Apenas ha sufrido cambios a lo largo de los últimos 125 años, aunque ha sabido adaptarse al paso del tiempo.

Cuando John S. Pemberton creó la fórmula de Coca-Cola en 1886, su amigo y contable Frank M. Robinson le sugirió este nombre porque pensaba que las dos C mayúsculas destacarían en la publicidad. También quiso crear un logo único, así que optó por la elegante tipografía Spencerian, una caligrafía manual muy en boga en la segunda mitad del siglo XIX. Como rasgo característico del logo, en cada palabra sobresale uno de los extremos de la C, que de esta manera abraza al conjunto.

 En 1887, el extremo inferior de la primera C pasa a contener «Trademark»
 El primer cambio realizado al logo se produjo a los pocos meses de estrenarlo. En 1887, el extremo inferior de la primera C pasa a contener «Trademark», para indicar que se trataba de una marca registrada en Estados Unidos

Entre 1890 y 1891, se produce uno de los cambios más curiosos del logo
 Entre 1890 y 1891, se produce uno de los cambios más curiosos del logo. Adopta una estética con remates espirales, algo góticos. Sin embargo, este nuevo diseño no permaneció: a los pocos meses el logo en Spencerian volvería.

En 1941, ya observamos un logo estilizado, prácticamente idéntico al actual.
 En 1941, ya observamos un logo estilizado, prácticamente idéntico al actual. Las proporciones de las letras son mucho más equilibradas y el conjunto más armonioso. El texto legal «Reg. US Pat Off’» aparece bajo el conjunto.

A finales de los 50, el logotipo deja de estar aislado
 A finales de los 50, el logotipo deja de estar aislado: se enmarca en la forma conocida como “cola de pez”, ya del color rojo característico de la marca

En 1969, un nuevo rediseño introduce otro de los elementos fundamentales de la marca: la «ola»
 En 1969, un nuevo rediseño introduce otro de los elementos fundamentales de la marca: la «ola», una línea contorneada de color blanco cuyo nombre oficial es Dynamic Ribbon. Esta ola añade dinamismo al conjunto y sirve como apoyo a otras piezas gráficas. Su forma está inspirada en la famosa botella Contour.

La llegada del nuevo milenio trajo un nuevo aire a la identidad visual de Coca-Cola
 La llegada del nuevo milenio trajo un nuevo aire a la identidad visual de Coca-Cola. En 2003, el logo se hizo más “real”, añadiendo degradados y sombreados, así como una nueva línea amarilla que acompaña a la ola blanca.

 

En 2007, el logo apuesta por una vuelta a lo básico
 En 2007, el logo apuesta por una vuelta a lo básico. Adelantándose a la tendencia hoy extendida, Coca-Cola apuesta por el diseño plano, reduciendo la paleta de colores al rojo y blanco y eliminando elementos superfluos para focalizar la atención en la propia palabra.

Con motivo del 125 aniversario de la marca, a lo largo de 2011 se utilizó una imagen conmemorativa, en la que el logo de Coca-Cola se encontraba inscrito en la silueta de la famosa botella Contour.
 Con motivo del 125 aniversario de la marca, a lo largo de 2011 se utilizó una imagen conmemorativa, en la que el logo de Coca-Cola se encontraba inscrito en la silueta de la famosa botella Contour. Este diseño se sigue utilizando en la actualidad, en ocasiones junto a las siluetas gris y negra de Coca-Cola Light y Coca-Cola Zero.

El logo de Coca-Cola es parte de nuestra vida, y aunque parece que siempre ha estado ahí inmutable, como hemos visto, ha ido adaptándose al paso del tiempo para ser siempre contemporáneo y actual.