Todos debemos ser conscientes de que hay lugares del mundo menos favorecidos que necesitan nuestra ayuda. Por eso Coca-Cola colabora en proyectos humanitarios en distintas zonas de África, Asia y Latinoamérica. Proteger a la infancia en estas zonas más desfavorecidas, es especialmente importantes para nosotros. Por ello participamos en envíos solidarios y promovemos proyectos que puedan mejorar su educación y su futuro.

Por una educación accesible para todos

Las iniciativas que permiten

El desierto de los niños fue una expedición solidaria realizada en colaboración con Aquarius, a través de la cual cerca de un centenar de niños de entre cinco y catorce años, junto con sus padres y un camión de esta bebida, llevaron dos toneladas de material escolar por diferentes ciudades del sur de Marruecos (Fnideq, Meknes, Erfoud, Ouzina y Merzouga) con el objetivo de cooperar en la educación de los niños africanos. Además, se contribuyó a la ampliación del Oasis Infantil, un programa medioambiental que se inició en 2007 en las proximidades de Erg Chebbi, plantando 14 nuevas palmeras.

Por otro lado, la Fundación Coca-Cola, fiel a su compromiso con la sociedad, colaboró con la Fundación Antena 3 y la Vuelta Ciclista a España en el proyecto Bicis por África para lograr que niños marroquíes tengan un acceso más fácil a sus escuelas. Para ello, la iniciativa planteó la recogida de bicicletas usadas en todas las Etapas de la Vuelta Ciclista a España, que podrán usar los pequeños para sus trayectos escolares.

Las bicicletas, arregladas y en perfecto estado, son la oportunidad que muchos niños esperaban para acceder a una formación para el futuro. La iniciativa Bicis por África consiguió recoger más de 700 bicicletas que ayudarán a que niños marroquíes puedan acceder a sus escuelas de forma fácil.

Las iniciativas que permiten3

En Palestina, el embotellador del país y Coca-Cola España donaron 10.000 packs de material escolar para niños que de entre 6 y 10 años de familias sin recursos en distintas ciudades. Este proyecto, desarrollado en el año 2003, coincidió con el 50 aniversario de Coca-Cola España y el 5ª aniversario de Coca-Cola en Palestina, y se ha llevado a cabo de la mano de la ONG Centro para la Democracia y los Derechos de los Trabajadores y las autoridades locales palestinas.

Además, por segundo año consecutivo Coca-Cola España donó equipaciones deportivas y balones para los niños de las escuelas de Dura con el propósito de fomentar el deporte y facilitar su práctica entre los niños de esta zona.

Coca-Cola colaboró con Gaceta Universitaria para entregar material escolar a niños de la Isla de Santiago, la más grande del archipiélago de Cabo Verde. Nueve universidades madrileñas participaron directamente en este proyecto, y Coca-Cola se encargó de llevar todo ese material escolar para que los niños disfruten de los juegos, libros, peluches y equipos deportivos.

En 2008, Coca-Cola puso en marcha un nuevo plan de acción para colaborar con las autoridades españolas en el envío de ayuda a la zona de Herat, en Afganistán. El objetivo era contribuir a mejorar las condiciones de vida de la población local y estrechar lazos: en esta ocasión se hizo entrega al director de las escuelas de la mencionada ciudad de material deportivo, equipamientos provenientes de la Copa Coca-Cola, balones de fútbol, forros polares y patines.

Coca-Cola apoya también la iniciativa de la ONG 1 Kilo de Ayuda para Educación que, con la ayuda de Leo Burnett, busca ofrecer acceso a una educación capaz de transformar la realidad de los niños sin recursos.

Esta ONG emprende diferentes iniciativas para cambiar el nivel socioeconómico a través de la educación. Entre ellas, destaca la surgida en 2009 tras la colaboración con Leo Burnett mediante la que se pretende concienciar a los países más desarrollados. En esta ocasión, se pusieron a la venta unas botellas-cantimplora asociadas a los deseos de miles de niños escolarizados en el tercer mundo. Cada novedoso envase, ecológicamente responsable, estaba acompañado de una etiqueta exclusiva con el deseo de uno de los 21.000 niños desfavorecidos que se beneficiaron de la educación de calidad.

El agua es vida: proyectos para aumentar el agua potable en África

Las iniciativas que permiten2

Con motivo de la Copa Mundial FIFA 2010, Coca-Cola puso en marcha el proyecto social World Cup Legacy RAIN. A través de esta iniciativa conseguimos construir pozos de agua salubre: 500.000 niños africanos tienen ya disponible agua apta para el consumo a través de este proyecto.

El 50% de los niños en las escuelas de África carecen de acceso a un bien tan escaso como el agua. Los pocos pozos a los que tienen acceso están en condiciones altamente insalubres, pero con ayuda de la Compañía más de cien colegios disfrutan ya de su propio pozo de agua potable administrado por la ONG local GETF.

Otro de nuestros proyectos fue el de acercar el agua potable al medio rural de Cacheu, con el que se construyeron 10 pozos de agua y se realizaron actividades de sensibilización para fomentar los hábitos de higiene y buen uso de los pozos en Guinea Bissau. El proyecto fue financiado por Coca-Cola España y forma parte de un programa integral de intervención en agua y saneamiento en el país cofinanciado por otras entidades como la Unión Europea y la propia Cruz Roja Española.

Proyectos solidarios para mejorar la calidad de vida de las poblaciones necesitadas

Las iniciativas que permiten1

En Latinoamérica, una divertida campaña publicitaria dio a conocer el proyecto Embajador Solidario de Fanta en 2009: nuestro Embajador Solidario debía entregar todo el material necesario para la creación de un centro comunitario digital, dotado de nuevas tecnologías y servicios, del que se beneficiaron más de 23.000 personas de la región de Patzún (a 85 kilómetros de la capital de Guatemala). Más tarde, los empleados de Coca-Cola España enviaron cincuenta ordenadores portátiles a la Asociación Renacimiento de Patzún para que mujeres y jóvenes aprendan a manejar los ordenadores y conocer las nuevas tecnologías, como una alternativa de desarrollo en su municipio.

En el continente africano, el proyecto Juntos por África, realizado en colaboración con Cruz Roja Española, Médicos Sin Fronteras y OXFAM Intermón, se puso en marcha el 1 de enero de 2002, cuando más de 250.000 huchas se instalaron en bares, restaurantes, tiendas de alimentos, cadenas de supermercados e hipermercados, bancos y cajas de ahorro entre otros lugares, para dar un fin digno a nuestras pesetas, en el momento del paso al euro.

Coca-Cola España participó en este proyecto a través del gran sistema de distribución de sus embotelladores y aportó su experiencia en comunicación al desarrollo de la campaña, además de sumarse al apoyo de la candidatura al Nobel de la Paz de la Fundación Vicente Ferrer.