Proyecto Última Milla: la red de distribución de Coca-Cola ayuda a los medicamentos a llegar a todas partes

¿No resulta paradójico? Uno de los mayores problemas en África es disponer de medicamentos y material médico en algunas aldeas remotas: casi el 50% de los africanos viven en zonas con problemas para recibir soluciones que salvarían miles de vidas. Sin embargo, hasta los rincones más apartados pueden disfrutar de una Coca-Cola fría gracias a la red de distribución que se ha construido en los últimos 85 años. ¿No se podría hacer algo para solucionar el primer problema?

Coca-Cola cree que sí. Por eso se alió con USAID, Global Fund y la Fundación Bill y Melinda Gates para mejorar la distribución de medicamentos y otro material médico imprescindible. Con este proyecto, los gobiernos y las organizaciones que se encargan de la asistencia médica en los países africanos se pueden beneficiar de la experiencia, la red de distribución y los recursos que The Coca-Cola Company aplica en la distribución de bebidas, como por ejemplo, mantener la cadena del frío, algo fundamental para algunos medicamentos y vacunas.

Este proyecto se inició en 2010 Tanzania y Ghana, y según datos de las organizaciones locales ha conseguido mejorar la disponibilidad de medicamentos entre un 20 y un 30%, y de esta forma luchar contra graves problemas de salud como la mortalidad maternoinfantil o la expansión del sida. El éxito experimentado en estos años ha animado a los promotores a extenderlo a diez países más en los próximos cinco años, para lo que se van a invertir más de 16 millones de euros. El resultado, como vemos en el gráfico, son más armas para luchar contra las enfermedades y conseguir que las comunidades afectadas sean más sanas y felices.