Durante los últimos años, más y más deportistas profesionales se involucran en iniciativas solidarias. Ya sea apoyando económicamente a ONGs o poniendo en marcha sus propias fundaciones de ayuda, el papel de las grandes estrellas en la sociedad ha rebasado las barreras del estadio. Hoy en día el deporte profesional también cambia vidas, pero no sólo las de sus protagonistas, sino también las de quienes más lo necesitan. Aquí os hablamos de algunas de las iniciativas más significativas de grandes atletas españoles o que llevan a cabo su carrera en nuestro país.

Fútbol: la solidaridad por bandera



El fútbol es el deporte que más dinero mueve en España. Desde su explosión mediática a mediados de la década de los noventa, la Liga es la competición que más recauda por contratos televisivos y patrocinios varios. Esto ha hecho que muchos de los clubes, conscientes de su nueva realidad económica, lleven a cabo diversas iniciativas solidarias. La mayoría de los grandes equipos del fútbol español cuentan con fundaciones en las que aplican sus programas de ayuda. Algunos de ellos se dedican a la promoción del deporte base, ofreciendo recursos y materiales para que todos los niños practiquen su deporte favorito. Otros tienen un papel activo ayudando a ONGs o desarrollando programas de cooperación en países desfavorecidos.

Quizá el caso más significativo de cómo el fútbol profesional puede ejercer de herramienta solidaria es el Rayo Vallecano. El cuarto equipo de Madrid, radicado en el popular barrio de Vallecas, siempre ha contado con una identidad muy definida. Recientemente, su entrenador y sus jugadores decidieron ayudar de forma económica a una mujer de más de 80 años que había sido desahuciada y no tenía dónde dormir. Sin embargo, no todas las iniciativas son así de espontáneas.

Los casos de Real Madrid y FC Barcelona son los más significativos. Al tratarse de clubes de gran proyección mediática y económica, llevan a cabo programas asentados. El club blanco, por ejemplo, participa de forma frecuente en campañas como “En enfermedades raras sumamos todos” o desarrollando programas sociales en países africanos. Del mismo modo, el Barça lleva años trabajando mano a mano con UNICEF para luchar contra enfermedades y para promover la integración a través del deporte en países pobres. Además, cada Navidad una gran mayoría de clubes españoles organizan visitas a hospitales infantiles para que los niños puedan conocer en primera persona a sus ídolos.

Desde calendarios hasta partidos solidarios

Los ejemplos son variados y alcanzan todos los puntos de la geografía española. Los jugadores del Valencia han realizado en más de una ocasión un calendario solidario cuyos fondos se destinan a una asociación que ayuda a los niños con síndrome de Down. Idéntica estrategia emplea el Atlético de Madrid este año, en colaboración con ACNUR y con el objetivo declarado de ayudar a más de 50.000 niños a lo largo de doce países. En esta temporada, los jugadores del Real Zaragoza también han participado en un rastrillo con fines solidarios, puesto en marcha de forma anual por una organización social de la ciudad. Desde la Real Sociedad se han llevado a cabo regalos de juguetes para los niños más con menos oportunidades y colaboraciones de índole social y educativo con centros escolares de San Sebastián. La lista es muy larga.

También desde la Liga de Fútbol Profesional se han implementado iniciativas solidarias. La más llamativa de todas ellas es Champions For Life. Puesta en marcha en 2013, el pasado 29 de diciembre celebró su segunda edición. Se trata de un All-Star solidario donde participan futbolistas y clubes tanto de la Liga BBVA como de la Liga Adelante. En la última ocasión, el partido tuvo lugar en el Vicente Calderón. El proyecto, desarrollado en colaboración con UNICEF España, tiene como objetivo recaudar fondos para luchar contra los problemas que sufren millones de niños a lo largo de todo el mundo. El pasado diciembre, los fondos recaudados por la venta de entradas fueron destinados para frenar la epidemia de ébola desatada aún hoy en algunos países africanos.

Además de tomando un rol activo en partidos como Champions For Life, muchos jugadores se involucran en proyectos solidarios de forma individual. Es habitual que estrellas como Cristiano Ronaldo o Leo Messi se presten a ayudar a familias necesitadas o pongan su granito de arena en programas implementados por otras organizaciones. El portugués, por ejemplo, ha ayudado y ha solicitado la ayuda de sus seguidores en más de una ocasión para familias que no podían correr con los gastos de complejas operaciones o partos. Messi, por su parte, mantiene activa desde 2007 la Fundación Leo Messi, desde la que fomenta acciones solidarias a lo largo de todo el mundo, orientadas hacia la educación y la salud.

Grandes nombres solidarios del deporte español

Rafael Nadal y Pau Gasol no solo son dos de los mejores deportistas españoles de todos los tiempos, sino también profesionales que destacan por su perfil solidario. Tanto el uno como el otro han aprovechado su éxito deportivo y su posición privilegiada dentro del deporte español para colaborar con distintas iniciativas. Ambos cuentan con fundaciones propias encaminadas a llevar a cabo acciones solidarias, y ambos se han mostrado desde sus inicios como deportistas preocupados por el devenir de quienes menos tienen.

En el caso de Gasol, su involucración le ha llevado por distintos países: desde Estados Unidos hasta España, pasando por un buen número de naciones menos desarrolladas. Junto a su hermano Marc Gasol, y con la ayuda de sus padres, creó la Fundación Gasol, una de las más destacadas dentro del deporte profesional español. Uno de los programas más relevantes que ambos hermanos han puesto en marcha en Estados Unidos es “Healthy Competition”, con el objetivo de combatir la obesidad infantil a lo largo y ancho del gran país americano.

Del mismo modo, los Gasol unieron fuerzas con Els Casal dels Infants para utilizar el baloncesto como vía de integración social y educativa en Badalona. El programa,bautizado “L’Esport Suma”, tiene una duración de dos años y en él participan más de 120 familias de las zonas menos favorecidas de la ciudad catalana. Desde su llegada a la NBA, Pau Gasol ha colaborado personalmente con hospitales de todas las ciudades en las que ha jugado. Desde el hospital infantil St. Jude de Memphis hasta otros centros sanitarios de Chicago y Los Ángeles.

Al igual que Gasol, Rafa Nadal también tiene su propia fundación. Desde ella ha colaborado con otras organizaciones solidarias como la Fundación Vicente Ferrer, siempre orientada hacia la India. Es allí donde Nadal contribuyó a crear una escuela de educación integral en Anantapur, ubicada en el este de la India. Desde que fuera inaugurada en 2010, su objetivo es utilizar el tenis y su aprendizaje como elemento para que los niños del distrito, uno de los más pobres del país, escapen de la miseria. Del mismo modo, aunque ya en nuestras fronteras, Nadal ha trabajado con Aldeas Infantiles para que el tenis sea útil a lo largo de la vida y crecimiento de los adolescentes de España.

Sobre dos ruedas, a través de todo el mundo

Sin duda, uno de los proyectos solidarios más destacados en los que participa la estrella del tenis es “Más que Tenis”, organizado junto a Special Olympics España. Esta última organización, en la que Coca-Cola participa de forma activa, trabaja desde principios de los noventa en nuestro país por la integración y el desarrollo físico e intelectual de miles de discapacitados. De la mano de Rafa Nadal, “Más que Tenis” utiliza el tenis como un vehículo para que discapacitados intelectuales y físicos puedan realizarse a sí mismos, sentirse útiles dentro de la sociedad y evitar la marginación social. El programa se desarrolla en distintos puntos de nuestra geografía, teniendo presencia en una decena de provincias.

Los ejemplos de grandes deportistas que trabajan en proyectos solidarios son muchos. El mundo de la automoción no es en absoluto ajeno. Fernando Alonso es embajador de UNICEF y participa con frecuencia en campañas de ayuda a través de la fundación que lleva su nombre, puesta en marcha en 2007. Jorge Lorenzo, doble campeón del mundo de Moto GP, ha guiñado el ojo en numerosas ocasiones a campañas solidarias desde las pistas, ya sea en forma de dorsales diseñados para la ocasión o cascos con mensajes de apoyo. Además, ha contado con presencia en otras iniciativas de forma más directa. Lo mismo se puede decir de su compañero y rival Marc Márquez, que ha participado en carreras solidarias como la Superprestigio Dirt Track, además de colaborar con la Fundación Isidre Esteve y la Fundación Repsol para ayudar a las personas con lesiones medulares.

Otros como Marc Coma o Alberto Contador han llevado a cabo iniciativas semejantes. El primero organiza desde el año pasado Rostollada Motorshow Avià, cuya recaudación tiene fines solidarios. El segundo cuenta con la Fundación Alberto Contador, desde la que también impulsa acciones solidarias.

En resumen, los deportistas españoles llevan el deporte profesional más allá del mero espectáculo. Pero no hay que olvidar que otros atletas menos conocidos trabajan igualmente por la salud y la educación a través de centenares de iniciativas solidarias que utilizan el deporte como vehículo para la integración. Todo un ejemplo de cómo el deporte profesional también cambia vidas.