Se acerca la Navidad, y si hay un icono de estas fiestas, ese es Papá Noel, el entrañable y barbudo personaje que viste de rojo y deja regalos a los niños. En torno a su creación y al papel que jugó Coca-Cola circulan algunas leyendas urbanas, pero pocos saben la auténtica historia.

Papá Noel es un personaje mitológico que ya había aparecido en ilustraciones desde mediados del siglo XIX. Sin embargo, hasta los años 30 la imagen de este orondo personaje variaba constantemente, según el artista o la ocasión en que se dibujase: podía ser desde un pequeño elfo hasta un hombre alto y delgado, con todo tipo de indumentarias, como túnicas o chaquetones de piel. Como detalle, aunque mucha gente cree que Papá Noel viste de rojo para relacionarlo con Coca-Cola, ya había utilizado en numerosas ocasiones ropajes de ese color.

En 1920 Papá Noel apareció por primera vez en un anuncio de Coca-Cola publicado en The Saturday Evening Post. De aspecto serio, este primer Santa Claus fue creado por el ilustrador Thomas Nast, y durante algunos años Coca-Cola usó en su publicidad diferentes diseños de este personaje desarrollados por otros ilustradores.

Sin embargo, el Papá Noel tal y como todos lo conocemos en la actualidad nació en 1931, por encargo de la agencia de publicidad de Coca-Cola al dibujante Haddon Sundblom. El objetivo era crear un personaje a medio camino entre lo simbólico y lo real, la personificación del espíritu navideño y la felicidad de Coca-Cola. Para ello, el ilustrador se inspiró en el poema «A Visit From St. Nicholas» de Clement Clark Moore.

Basándose en San Nicolás, creó un personaje entrañable, cálido y amigable que rápidamente caló entre el público y contribuyó a fijar la imagen definitiva de Papá Noel. Sundblom estuvo dibujando anualmente a Papá Noel para Coca-Cola hasta 1964, aunque posteriormente se han creado más piezas basadas en su trabajo.

Y si el carácter de Papá Noel estaba basado en un poema, ¿en quién se inspiró físicamente Sundblom? Pues en su amigo Lou Prentiss, un vendedor jubilado que le sirvió de modelo durante los primeros años. Cuando éste murió, él mismo se utilizó como modelo.

Como curiosidad, cabe decir que los anuncios tenían tanto éxito que la gente se los conocía al detalle. Un año Coca-Cola recibió cartas preguntando qué había sido de la señora Noel, cuando Papá Noel apareció sin su alianza. Otro año se percataron de que su cinturón tenía la hebilla al revés: gajes de pintar y posar a la vez frente al espejo. 

Ya hace más de 80 años desde que viera la luz el primer Papá Noel de Coca-Cola, y desde entonces siempre han ido de la mano en Navidad, pero ¿cuál es el primer anuncio de Coca-Cola y Papá Noel que recuerdas en España?

Esta Navidad puedes sorprender a los que más quieres con la llamada más especial de Papá Noel.