¿Qué usar como señuelo para llamar la atención de unos jovenzuelos que han invadido tu alberca? Esa es la pregunta que se hace el protagonista del nuevo spot de Fanta, un granjero que, en modo documental, nos cuenta su ingeniosa idea para tratar de echarlos de su propiedad. 

Pensando pensando, se da cuenta que, como a los ratones les gusta el queso y a los conejos las zanahorias, el mejor señuelo para atrapar a los jóvenes es lo que más les gusta: el sabor refrescante de Fanta. Así que preparara un montón de trampas usando Fanta como cebo. 

Lo que pasa es que nuestro afable agricultor no tiene en cuenta el ingenio y las habilidades de esta generación para superar cualquier obstáculo, y al final se le escapan llevándose el botín de Fanta. Al menos por el momento, porque el granjero promete no rendirse y seguir intentándolo: ¿Conseguirá atrapar a su particular plaga?