Entre risas, afirman querer quedarse, “atarnos a la mesa” si es necesario. Así de contentas se muestran las participantes de Gira Jóvenes Coca-Cola[en esta ocasión fueron tres chicas] que tuvieron la oportunidad de colaborar con la Entrepreneurship School que tuvo lugar en Madrid entre el 14 y el 18 de septiembre.

Lo que más valoran, de forma unánime, es la interacción con los asistentes a este nuevo concepto de escuela, que cuenta con la colaboración de Coca-Cola y que desembarcó en la capital tras su éxito en Bruselas y Hong Kong. “Es fenomenal cómo nos tratan, cómo nos dicen que nos integremos en el equipo”. 

Reconocen que “al principio veníamos con un poco de miedo, porque no sabíamos lo que íbamos a tener que hacer”. Una sensación que fue dejando poco a poco paso a la confianza. “Cuando nos explicaron las tareas, nos parecía que no íbamos a ser capaces. Pero luego, según las hacíamos, nos parecían más sencillas”.

Desde recibir y acreditar a los asistentes, hasta mantener llenas las neveras, las participantes de Gira Jóvenes Coca-Cola se ocuparon de cada detalle para que la iniciativa, que tiene como objetivo ofrecer formación en emprendimiento de una manera diferente, sin profesores ni clases, fuera un éxito. 

La Entrepreneurship School se centró en descubrir el camino hacia el éxito, pero también los errores y fracasos de empresarios como Julia López Varela, directora de Impact Hub Madrid, un entorno de innovación y coworking que acogió la escuela; Tania Antón, gerente de Operaciones de Closca Design, que desarrolla novedosos cascos plegables para ciclistas; Jorge Cachinero, Director Corporativo de Innovación en Llorente & Cuenca; o Helena Díez-Fuentes, cofundadora de Bridge Bandit, una aplicación que ha reinventado la forma de jugar al bridge. 
Sin duda, una oportunidad única para emprender un camino hacia el éxito personal y profesional.