El 5 de junio es el Día Mundial del Medio Ambiente. Un día para concienciarnos de que está en nuestras manos mejorar el mundo en el que vivimos, ya sea a través de pequeños gestos o incluso creciendo a base de retos que parecen imposibles, que es lo que intentamos hacer en Coca-Cola.

Nuestro mayor reto cada año es devolver a la naturaleza cada gota de agua que contienen nuestros refrescos. A lo largo de 2014, Coca-Cola ha devuelto a la naturaleza más de 1.600 millones de litros de agua a través de ocho proyectos de recuperación medioambiental e hidrográfica en Castilla-La Mancha, Aragón, Comunidad Valenciana, Andalucía y Cataluña, con el objetivo de llegar a los 2.000 millones de litros durante 2015. 

Pero no nos quedamos solo ahí, también hemos reducido un 23% los residuos generados durante la producción, un 66% la huella de carbono de los procesos de fabricación y un 12% el ratio de consumo de agua en las fábricas. Hasta hemos conseguido que el 100% de la electricidad utilizada en nuestras fábricas proceda de energías renovables.

Imprimir