El río Ebro es uno de los grandes tesoros de la naturaleza que tenemos en España: desde su nacimiento en el pico de los Tres Mares en Fontibre (Cantabria) hasta su desembocadura por Tarragona en el delta que lleva su nombre, el río Ebro recorre la parte nordeste de la península a través de bonitos parajes y ciudades.

El Parque Natural del delta del Ebro es una zona completamente llana y húmeda en la que se combinan los paisajes de lagunas rodeadas de juncales, donde podemos ver una gran variedad de aves, incluidos los flamencos, con otras zonas dedicadas al cultivo. Destacan los arrozales que dota de una gran personalidad al paisaje de la zona: sus colores van cambiando con las estaciones, acompañados de coloridos árboles frutales.

Cicloturismo siguiendo el río Ebro

Una de las formas más populares y divertidas de acompañar al río es el descenso de aventura en barca, pudiendo disfrutar de las zonas de la desembocadura en kayak o en piragua. Pero también podemos disfrutar del curso del río a través de otras actividades, por ejemplo, las rutas cicloturistas.

Podemos seguir todo el curso del río desde su nacimiento hasta su desembocadura en siete etapas diseñadas para la bici de carretera, pasando por las localidades más importantes bañadas por el Ebro como Tudela, Zaragoza y Mora hasta llegar al Delta.

Si solamente podemos visitar la zona del Delta, disponemos de tres rutas diferentes y específicamente diseñadas para el cicloturismo de distinta longitud pero accesibles a todos los públicos, ya que toda la zona es muy llana. Si tienes muchas ganas de pedalear puedes escoger el itinerario más largo, de 32 kilómetros; si eres principiante te recomendamos la ruta de las lagunas, de 28’7 kilómetros, y si vas con niños, la ruta más corta, de 17’1 kilómetros es ideal para un día de turismo y diversión.

Otras formas de divertirnos en el río

Otras formas de divertirnos en el río

Además de la bicicleta, los kayaks y las piraguas, también podemos disfrutar del paisaje que acompaña al río en las comarcas del Ebro con otras actividades que nos mantengan en movimiento como el descenso de barrancos o las rutas en quads. El senderismo es una forma sencilla, divertida y familiar de disfrutar de la naturaleza. Y si prefieres algo con un poco más de adrenalina puedes optar por la iniciación a la espeleología o los circuitos multiaventura, tanto terrestres como acuáticos.

El turismo de aventura está de moda y es una alternativa muy interesante para mantenernos activos durante nuestro tiempo de ocio. Comparte estos momentos con tus amigos y tu familia para hacer de tu tiempo libre una experiencia inolvidable.

El cicloturismo en los Parques Naturales

El cicloturismo en los Parques Naturales

El cicloturismo es una forma perfecta y poco invasiva para el medio de disfrutar de nuestros Parques Naturales y espacios protegidos. Además del Delta del Ebro, también podemos recorrer a pedales otros espacios como las Tablas de Daimiel o los Picos de Europa, explorando la flora y fauna circundante mientras nos mantenemos activos.

La llanura manchega en la que se sitúa el Parque Natural de Las Tablas de Daimiel ofrece  un buen número de kilómetros de fácil recorrido, a través de los cuales podemos disfrutar de itinerarios tan originales como la Ruta del Quijote. Las rutas del Parque deben recorrerse a pie, pero uno de los medios de transporte favoritos de los visitantes que se acercan hasta allí es la bicicleta, disponiendo de un amplio parking de bicis a la entrada.

Los Picos de Europa quedan reservados para ciclistas un poco más expertos, ya que los recorridos de montaña son algo más duros que las tierras llanas en las que se encuentran otros Parques. Sin embargo, la belleza del paisaje asturiano, rodeado de montañas y pleno de vegetación bien merece la pena un esfuerzo en la bicicleta. El teleférico de Fuente Dé, el pintoresco pueblo de Potes… lugares que no hay que perderse en nuestra ruta disfrutando del maravilloso paisaje astur.

Más información | Oficina de turismo Terres de l’Ebre, Deltaventur, Amigos del ciclismo

Imágenes | Morgue FileJordiet, Yannboix en Flickr