¿Eres de los que hibernan durante los meses más fríos, o de los que los disfrutan gracias a la nieve y las bajas temperaturas? Si perteneces al segundo grupo, nuestra propuesta te va a encantar, porque hemos recopilado siete deportes de invierno para los más aventureros. ¿Nos acompañas a verlos?

Skijöring

El deporte de invierno ideal para los amantes de las mascotas, ya que consiste en esquiar ayudándonos de nuestros fieles compañeros perrunos, que tirarán de nosotros mientras nos vamos deslizando por la nieve. Por supuesto, tanto nosotros como los perros debemos estar bien entrenados de cara a la carrera: hay que prever las condiciones meteorológicas, la distancia a cubrir, la orografía de la zona… Una oportunidad fantástica de combinar deporte, animales, nieve y mucha diversión.

Motonieve

Motonieve

Las carreras de motos de nieve o motonieves son un deporte muy popular en lugares fríos como Canadá o el norte de los Estados Unidos. En territorios árticos, la motonieve suele utilizarse como medio de transporte habitual, aunque la mayoría se usa con fines recreativos. Con esquíes en su parte delantera para poder maniobrar y tracción de oruga en la parte trasera, conducir una motonieve es una de las actividades más divertidas que nos ofrece el invierno. Si tienes la experiencia y destreza necesarias para ello, puedes atreverte incluso a hacer saltos y acrobacias.

Bobsleigh

Bobsleigh

¿Te imaginas bajar a más de 150 kilómetros por hora en una pista helada? En eso consiste el bobsleigh, una de las modalidades olímpicas de descenso en trineo. Prepárate para afrontar las numerosas curvas del circuito a una velocidad de vértigo subido en uno de estos curiosos trineos. El bobsleigh se practica en grupos de 2 ó 4 personas, así que busca a tus amigos más intrépidos para disfrutar con ellos de esta aventura sobre hielo.

Skeleton

Skeleton

El skeleton es otra de las modalidades olímpicas de descenso en trineo, aunque mucho más arriesgada que el bobsleigh. Se participa directamente sobre un trineo de metal, sin más protección que un casco. El tipo de trineo que se utiliza en el skeleton (llamado así porque recuerda a un esqueleto humano) no dispone de volante o timón, por lo que para coger las curvas correctamente es el deportista el que debe cargar su peso hacia un lado u otro.

Luge

Luge

El luge o trineo ligero es la tercera modalidad olímpica de descenso en trineo, muy parecida al skeleton, solo que en este caso el piloto va tumbado boca arriba. Al igual que sucede con el skeleton, en el luge el trineo carece de volante: el propio deportista debe balancearse ligeramente para poder girar y tomar las curvas. Este deporte puede practicarse de manera individual o por parejas.

Glacial Hydrospeed

Es posible que hayas practicado el hydrospeed en los meses de verano: este es un deporte que consiste en el descenso de aguas vivas (ríos, por ejemplo) sobre un trineo flotante. Para desplazarnos disponemos de unas aletas de buceo en nuestros pies. El especialista en cañones Gilles Janin y el guía de montaña Claude-Alain Gailland han llevado este deporte un paso más allá al realizar las rutas a través de las paredes del glaciar Aletsch en Suiza.

Escalada en hielo

Escalada en hielo

Similar a la escalada tradicional, pero cambiando las rocas por nieve dura o hielo. En el caso de la escalada en hielo, la dificultad la marca el grado de dureza de la nieve, además de la inclinación de la pared a ascender: cuanto más blanda sea la nieve, más fácil será la ascensión, aunque nos costará más esfuerzo movernos en la nieve. El escenario ideal para escalar sería el de una cascada helada, como la cascada de Jagäla en Estonia, cerca del golfo de Finlandia.

El invierno puede ser una época fantástica para los deportes de aventura: no te quedes dormitando en el sofá y anímate a probar alguna de nuestras propuestas.

Imágenes | Wikipedia #1 #2 #3 #4 #5 #6