El libro Fórmula Secreta publicado por el periodista norteamericano Frederick Allen en 1994, es considerado por numerosos expertos y fans de Coca-Cola como la historia definitiva sobre la compañía. De su lectura se pueden extraer las que fueron las 10 decisiones claves que transformaron Coca-Cola, que pasó de ser un preparado que se dispensaba en una pequeña farmacia de Atlanta a una de las marcas más reconocidas del planeta.

1886-1940: Una Coca-Cola por cinco centavos

Los primeros responsables de Coca-Cola consideraron que la bebida debía ser accesible a todo el mundo. Así, la compañía fijó en cinco centavos el precio de una Coca-Cola durante más de 50 años, pese al impacto en el negocio de las dos guerras mundiales y la Gran Depresión. Una decisión que contribuyó a la creciente demanda del producto entre los consumidores y a que los embotelladores hicieran acopio de una mayor cantidad de jarabe para la fabricación de la bebida.

1894: La invención de los vales canjeables

Vales canjeables para promocionar Coca-Cola en Estados Unidos

A pesar de tener un sabor único, la existencia de Coca-Cola era desconocida para los norteamericanos residentes fuera del sureste de los Estados Unidos. Con el objetivo de expandir fronteras, Asa Griggs Candler, que compró la receta de Coca-Cola a su inventor, el doctor John Pemberton, en 1888, comenzó a repartir cupones canjeables para que el público pudiera degustar gratuitamente la bebida. De 1894 a 1913, más de 8,5 millones de vales fueron canjeados por una Coca-Cola. Para entonces, uno de cada nueve norteamericanos ya la había probado.

1899: El nacimiento del Sistema Coca-Cola

Padres de la historia de Coca-Cola

En una época de grandes cambios y competencia en la industria de las bebidas, Candler se centró en el aumento de la distribución de Coca-Cola. Con la cesión de los derechos para su embotellado, pretendía generar una demanda a nivel nacional. Lo hizo por primera vez en 1899, al adjudicar en exclusiva la primera concesión a Benjamin F. Thomas y Joseph B. Whitehead, dos abogados de Tennessee, iniciando lo que hoy es conocido como el Sistema Coca-Cola. The Coca-Cola Company suministra el concentrado y los embotelladores elaboran la bebida, la distribuyen y comercializan. En la actualidad, este Sistema, que supone la asociación de The Coca-Cola Company con más de 250 embotelladores en todo el mundo, ha extendido el alcance del refresco mucho más allá de lo que jamás imaginó Candler, vendiéndose en más de 200 países.

1915: El lanzamiento de la icónica botella Contour

Nace la botella Contour como icono del refresco

Casi inmediatamente después de su lanzamiento, Coca-Cola tuvo que enfrentarse a un enorme número de imitadores que trataron de replicar su éxito. Para hacerlos frente, la compañía desafió a las empresas de vidrio al proponerles crear una nueva botella que fuera incluso reconocible al romperse o al tacto en la oscuridad. En 1915, inspirándose en la forma de la vaina de cacao, ovalada y con unos surcos muy característicos, la Root Glass Company ideó la archiconocida botella Contour. Con más de 100 años de historia, hoy es un icono en todo el mundo.

1940: Coca-Cola en tiempos de guerra

Coca-Cola junto a los norteamericanos en la guerra

Durante la Segunda Guerra Mundial, el entonces presidente de Coca-Cola, Robert Woodruff, consideró que cada estadounidense que participara en la contienda debía poder comprar una Coca-Cola por cinco centavos. No importaba dónde se encontrase ni el coste que eso pudiera suponer para la compañía. De hecho, un grupo de empleados -conocidos como los Observadores Técnicos- fueron enviados junto con las tropas norteamericanas con la misión de establecer más unidades de envasado de Coca-Cola y supervisar las ya existentes para garantizar que la bebida llegaba a los soldados.

La visión de Woodruff durante este crítico periodo en la historia de Estados Unidos y del mundo ayudó a convertir a Coca-Cola en una compañía global al introducir el producto en nuevos mercados. Además, la decisión estrechó el amor por la marca entre las tropas y las familias norteamericanas, cuyo apoyo a la bebida se mantiene desde hace generaciones.

1960: La diversificación

La compra de la Corporación Minute Maid en 1960 supuso la primera incursión de la compañía fuera del mercado de las bebidas carbonatadas. En el momento de la adquisición, Minute Maid representaba un tercio de las ventas en la categoría de zumos en Estados Unidos y contaba con una gran reputación por la calidad de sus productos. Una inversión que constituyó un paso clave para la diversificación del portafolio de Coca-Cola a lo largo de los años siguientes.

Hoy, The Coca-Cola Company ofrece más de 3.800 bebidas pertenecientes a una amplia gama de categorías. Solo en 2015, la compañía lanzó más de 600 nuevos productos.

1982: Coca-Cola Light

En 1982 nació Coca-Cola Light

A finales de 1970, Coca-Cola comenzó a desarrollar una nueva bebida para reavivar las ventas de refrescos de cola y satisfacer la creciente demanda de los consumidores de productos sin calorías. En 1982, presentó a bombo y platillo Coca-Cola Light, la primera variante de Coca-Cola. Pese a las preocupaciones iniciales de que esta opción pudiese depreciar la marca original, al año de su lanzamiento ya era la bebida sin azúcar número uno en Estados Unidos. Coca-Cola Light marcó un antes y un después, pues la compañía se animó a introducir nuevos productos únicos para responder a las demandas cambiantes del público.

1985: New Coke

Anuncio de New Coke

Dentro de los intentos por revitalizar el mercado de las bebidas de cola, The Coca-Cola Company decidió retirar su producto estrella e introducir New Coke, que supuso el primer cambio en la fórmula de Coca-Cola en sus 99 años de historia. Aunque el lanzamiento de New Coke fue considerado por algunos analistas como la metedura de pata de negocios del siglo, para otros fue simplemente un resbalón accidental de esta genialidad del marketing. En medio de una negativa respuesta de los medios de comunicación, de protestas, cartas y llamadas de los consumidores, que trataron de almacenar en sus casas tanta Coca-Cola original como fuera posible, afloró la fuerte conexión emocional que había entre la marca y los consumidores.

Al anunciar el regreso de la fórmula clásica en una rueda de prensa, el entonces presidente de la compañía, Don Keough, declaró: "La pasión por la Coca-Cola de siempre nos cogió por sorpresa". Tras la vuelta a la normalidad, Coca-Cola volvió a erigirse como el líder de refrescos en Estados Unidos.

Finales de 1990 y principios de 2000: Cómo convertirse en una compañía de refrescos total

A finales de 1990, Coca-Cola empezó a hablar de transformarse, de pasar de ser una empresa predominantemente de bebidas con gas a una "compañía total de refrescos". Y con ese objetivo inició el lanzamiento de una serie de productos que supieron captar la creciente demanda de bebidas no carbonatadas, especialmente en Estados Unidos, como Dasani (agua), Simply (zumos) o Gold Peak (té).

Ahora y en el futuro: Seguir las tendencias de consumo

En la actualidad son miles las marcas de bebidas que comercializa The Coca-Cola Company

Hoy en día, los consumidores continúan demandando nuevas y emocionantes opciones de bebida en todo el mundo, y la compañía está encontrando la forma de responder a esas necesidades. En 2007, Coca-Cola Norteamérica lanzó la unidad Venturing and Emerging Brands (VEB) para buscar e identificar la próxima generación de productos que la compañía estaría dispuesta a añadir a su ya de por sí variado portafolio.

Al mismo tiempo, Coca-Cola sigue ampliando y mejorando las opciones de consumo dentro de sus bebidas con gas, entre las que figura su marca original y más amada: Coca-Cola.