Estratégicamente, la desembocadura del río Guadalhorce, en Málaga, fue relevante desde la Edad del Hierro. El yacimiento del Cerro del Villar, descubierto allí mismo en 1965, mostró al mundo la existencia de un asentamiento fenicio fundado en el siglo VIII a. C. Paraje Natural desde 1989, este antiguo delta fluvial ha experimentado múltiples avatares.

Conozcamos su cronología