“Miguel Ángel, qué pena. Todos los profesores teníamos mucha fe en ti, pero ahora vemos que no sirve para nada. Prefieres tirar tu vida”. Así rezaba la nota que el productor y director de cine Miguel Ángel Tobías recibió de su tutor cuando cursaba 2º de BUP (hoy 4º de ESO) y que le cambió la vida.

“Me di cuenta de que saltarme las clases para ir a un descampado cercano no era de guais, sino de idiotas; los listos eran los que cogían apuntes. Decidí que iba a cambiar: me pondría a estudiar. Al final, acabé bien el curso y empecé a luchar por lo que realmente quería”.

A un auditorio formado por chicos y chicas de entre 16 y 22 años se dirigió el testimonio motivador del creador del programa Españoles en el mundo en el acto de presentación de la nueva promoción de GIRA Jóvenes Coca-Cola, celebrado el pasado 6 de junio en las oficinas de Coca-Cola en Madrid.

400 chicos y chicas con menos oportunidades de Madrid y Sevilla -a los que se sumarán en unos días los de la nueva GIRA Barcelona- que se embarcan en un viaje transformador con varias etapas para conocerse mejor, descubrir su pasión y perseguir sus sueños.

Buscando una oportunidad

“La verdad es que tengo muchas cosas dentro, pero no sé cómo sacarlas, encauzarlas, y pienso que GIRA me va a ayudar en esto”, decía Nicolás, un joven colombiano de 20 años que lleva ya seis en España y que acaba de finalizar el Bachillerato.

GIRA Jóvenes Coca-Cola consta de cinco módulos, entre los que se encuentran los talleres Conoce, diseñados para que los participantes aprendan a hacer un CV o enfrentarse a una entrevista laboral; el campus, el más popular entre los chicos, en el que de una manera lúdica identifican sus habilidades personales y profesionales; y las experiencias laborales en lugares como el Teatro Real, la Copa Coca-Cola, los conciertos Coca-Cola Music Experience o los Premios "Buero" de Teatro Joven Coca-Cola.

“Cuando buscas trabajo y no lo consigues, o cuando vas de uno a otro sin quedarte en ningún sitio, la moral decae. Estoy aquí porque busco una oportunidad, que crean en mí”, señalaba María, también de 20 años.

GIRA Jóvenes Coca-Cola
Miguel Ángel Tobías, en un momento de su charla inspiradora.

Una “automotivación brutal"

A los 19 años, Miguel Ángel Tobías se vino de Bilbao a Madrid a “comerse el mundo” y su primera entrevista de trabajo fue como portero de discoteca. “Ofrecí a los dueños trabajar una semana gratis para ver si les gustaba. Sorprendidos por la propuesta, aceptaron. Esa misma noche estaba en el local y a las 2.30 horas de la madrugada me dijeron que estaba contratado”, relató. “No mendigaba caridad, solo pedía una oportunidad porque, sencillamente, creía en mí. Necesitamos que crean en nosotros, pero eso es imposible si primero no tenemos fe en nosotros mismos”.

Precisamente, una “automotivación brutal” es lo que le ha dado a George, de 21 años, su paso por GIRA Jóvenes. “A través de las dinámicas que te plantean, tienes una visión de ti desde fuera, lo que te permite tomar distancia, reflexionar y decidir en qué quieres volcar tus energías”, aseguraba este estudiante de Grado Medio de Informática, perteneciente a la promoción anterior de GIRA Jóvenes y presente en el acto, junto a otros compañeros, para recoger sus diplomas. “Esta experiencia inolvidable me ha hecho reafirmarme en que lo que de verdad me gusta es la informática. Tenía dudas porque los fines de semana trabajo como modelo y es algo muy goloso”.

Juanjo, su compañero de estudios, de 18 años, se pasó un día llorando en el campus. “Es muy intenso, tienes los sentimientos a flor de piel, lo vives todo al límite. Los ‘facilitadores’, como los llamamos, me ayudaron a gestionar mejor mis emociones y superar los problemas por los que lloraba. Y esto te marca”, apuntaba. “GIRA es una inyección de ánimo y fuerza. Sales diciendo: Yo puedo”.

GIRA Jóvenes Coca-Cola
De izquierda a derecha, los participantes en GIRA Jóvenes George y Juanjo, junto a la responsable de Responsabilidad Corporativa de Coca-Cola European Partners, Ana Callol, y la directora de Responsabilidad Corporativa de Coca-Cola Iberia, Ana Gascón.

“Ya sabéis, podéis quedaros en el descampado o subir a clase”, retó a los jóvenes Miguel Ángel Tobías. “La vida, con mayúsculas, está al otro lado del miedo”. Y cerraba su charla con el hermoso poema apócrifo No te detengas que empieza así:

No dejes que termine el día sin haber crecido un poco,
sin haber sido feliz, sin haber aumentado tus sueños.
No te dejes vencer por el desaliento.
No permitas que nadie te quite el derecho a expresarte,
que es casi un deber.
No abandones las ansias de hacer de tu vida algo extraordinario.