Coca-Cola… ¿Fabricante de robots? Si esta asociación no te suena, lo hará pronto, porque Coca-Cola trabaja desde hace tiempo en el desarrollo de una máquina móvil dispensadora de bebidas que enamore a los consumidores de una manera única y divertida.

En 2014, la compañía se asoció con Fellow Robots, una startup radicada en Silicon Valley, para crear el robot Cobot con una premisa clara: “Coca-Cola te encuentra a ti, sin que tú tengas que encontrar a Coca-Cola”.

Con una imagen que recordaba a las antiguas máquinas expendedoras de bebidas, Cobot 1.0 solo tenía capacidad para almacenar cuatro mini-latas, lo que comprometía claramente su utilidad. Así que Coca-Cola decidió dar un paso más y repensó tanto su aspecto como su funcionalidad. Y así nació Cobot 2.0.

“Estos robots son un ejemplo excelente de cómo estamos trabajando con socios externos para trasladar de una manera rápida las nuevas tecnologías al mercado”, señala Nancy Quan, vicepresidenta de I+D y Calidad de Coca-Cola. “La robótica de servicios es una industria de gran crecimiento y, a través de nuestra asociación con Coca-Cola, Fellow Robots es capaz de demostrar susaplicaciones en el ámbito del comercio”, señala Marco Mascorro, CEO de Fellow Robots.

 

©Dos 'cerebros humanos' dirigen a Cobot


Una máquina muy humana

Frente a la reducida capacidad de su predecesor, Cobot 2.0 ha sido diseñado para almacenar unas 20 latas de 350 ml. Estos robots de última generación, además de una apariencia más depurada y elegante, cuentan también con muchas habilidades sociales. Así, pueden reaccionar en función de los gestos del consumidor. Por ejemplo, si sonríe, obtiene la bebida; si posa, le hace una foto.

Cobot 2.0 está dirigido por dos técnicos que lo manejan como un coche por control remoto. Mientras uno guía sus movimientos, otro lleva sus interacciones con el consumidor.

Tom y Jerry son los nombres de los dos Cobot 2.0 que a principios de 2016 viajaron por China, desde Shanghai a Pekín, para unademostración piloto ante clientes clave como el gigante Wanda. Mientras tanto, dos nuevas versiones del Cobot, los 2.5, están en desarrollo en Atlanta para testarlos posteriormente en Japón.

 

©El robot Cobot, en su debut el pasado 14 de mayo en unos cines de Shanghai.


Mejorando la experiencia del consumidor

Con objeto de multiplicar su potencial, el departamento de I+D de Coca-Cola trabajará mano a mano con el de Innovación. Bill Maynard, de este departamento, se muestra entusiasmado por el reto “¿Qué podemos hacer con el robot para mejorar la experiencia del consumidor? Tenemos muchas ideas, y muy interesantes. Quién sabe, quizás algún día podamos abrazar a Cobot y que nos de una Coca-Cola a cambio”.

Cobot no es el único robot en el que trabaja Coca-Cola. Desde hace meses prueba, en sus oficinas en Berlín, a GoCart, concebido para acercarte una Coca-Cola bien fresquita en lugares públicos como estaciones de tren, aeropuertos o centros comerciales sin que tengas que desplazarte a una máquina expendedora o a un bar o restaurante.