El pasado martes 14 de abril, la actriz Concha Velasco se alzó con el IX Premio Valle-Inclán, el mayor galardón del teatro español que concede anualmente El Cultural de El Mundo y patrocina la Fundación Coca-Cola. Todo un reconocimiento a la labor de actores, directores, autores y productores.

El premio fue otrogado en un acto celebrado en el Teatro Real de Madrid, al que acudieron numerosas personalidades de la cultura y la política, como el ministro de Cultura, Educación y Deporte, José Ignacio Wert, o la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, así como el presidente de Coca-Cola para España y Portugal, José Núñez Cervera. Fue el propio ministro quien tuvo el honor de entregar a la intérprete el galardón, dotado con 50.000 euros y una escultura de Víctor Ochoa.

La veterana actriz se impuso al resto de finalistas gracias a su aclamado papel en Hécuba, superando a otros grandes representantes del mundo del teatro como el director del Centro Dramático Nacional, Ernesto Caballero (Rinoceronte); los dramaturgos José Ricardo Morales (Las horas contadasLa corrupción al alcance de todosOficio de tinieblas y Sobre algunas especies en extinción), José Sanchis Sinisterra (Éramos tres hermanas. Variaciones sobre Chéjov), Ignacio Amestoy (Dionisio Ridruejo) y Alfredo Sanzol (La calma mágica); los directores Santiago Sánchez (L'om-Imprebís)Lluís Pasqual (El caballero de Olmedo)Paloma Pedrero (Magia-Café) y los actores Arturo Fernández (Enfrentados), Blanca Portillo (El testamento de María) y José Sacristán (El loco de los balcones).

Concha Velasco declaró que le hacía especial ilusión recibir este premio porque "Hécuba ha sido el sueño imposible. Jamás pensé que esta muchachita de Valladolid, y que siempre ha sido la chica de la Cruz Roja, iba a llegar a interpretar Hécuba”. También hizo una mención especial al trabajo de sus compañeros Blanca Portillo, Ernesto Caballero y Arturo Fernández.

Sobre la Fundación Coca-Cola

La Fundación Coca-Cola nace en 1993 con el objetivo de impulsar la cultura y la educación en la juventud española. Desde entonces, se ha convertido en un instrumento para impulsar a artistas contemporáneos, jóvenes promesas literarias o jóvenes promesas del teatro, y gracias a ella se han desarrollado nuevos programas que están revirtiendo directa y positivamente en la juventud española.

Fotografías del evento