No hay un color Pantone (el sistema de definición cromática más reconocido y utilizado en el mundo) para el rojo Coca-Cola. Sin embargo, cuando uno lo ve, enseguida lo reconoce. Pero, ¿cómo ha acabado el rojo convirtiéndose en sinónimo de Coca-Cola?

"Hay que retrotraerse a los comienzos", señala Ted Ryan, archivista de la compañía.

Cartel antiguo de Coca Cola

Cuando John Pemberton creó la nueva bebida, fue su contable y amigo Frank M. Robinson quien le sugirió que la llamase “Coca-Cola”, pues pensó que las dos ces mayúsculas atraerían la atención en la publicidad. Para diseñar el logotipo, optaron por una de las tipografías más de moda a finales del siglo XIX, la Spencerian, que imita la caligrafía manual y da un aire sofisticado.

A Robinson le gustó el contraste entre el rojo y el blanco, y escribiría la palabra “Coca-Cola” en rojo acompañada de los adjetivos “deliciosa y refrescante” sobre un fondo blanco, en el que se convirtió en el primer cartel de Coca-Cola. "A partir de ahí", asegura Ryan, "el rojo fue adoptado como nuestro color predominante".

Una "promesa"

La introducción del icónico disco rojo en 1948 intensificó la asociación entre la marca y el color. "Es ver el famoso disco rojo en el exterior de cualquier tienda, bar  o quiosco y sabes inmediatamente que podrás disfrutar de una deliciosa Coca-Cola bien fresquita”, comenta Ryan. "De alguna manera, se convirtió en una promesa".

Un color distintivo de la marca que perdura hasta hoy. “Los archivos de Coca-Cola condensan 130 años de historia en una habitación muy grande. Nos sumergimos en ellos y tratamos de repensar todo lo que atesoran para traducirlo al lenguaje de hoy”, señala el vicepresidente de Diseño Global de Coca-Cola, James Sommerville.

Campaña Taste The Feeling Coca Cola

Antiguo cartel publicitario de Coca-Cola.
 

Coca-Cola como "un solo concepto"

La estrategia de marca única de la compañía, lanzada en 2015, une las diferentes variedades de Coca-Cola a través de una misma identidad visual en la que predomina el rojo. Además, en la campaña Siente El Sabor, la primera en ponerse en marcha bajo el paraguas de “marca única”, el icónico disco rojo, aunque con un toque contemporáneo, tiene un papel predominante.

Según Sommerville, la apuesta por el rojo en el diseño de cada variante de la familia Coca-Cola recuerda a los consumidores que, independientemente de que se trate de una Coca-Cola, Coca-Cola Light, Coca-Cola Zero o Coca-Cola Zero Zero, “están comprando Coca-Cola como un solo concepto”.

Imagen de la campaña 'Siente el Sabor'

Imagen de la campaña Taste The Feeling, en España Siente El Sabor.

Ryan asiente. "James ha hecho un trabajo brillante al tomar el pasado y darle un nuevo enfoque. No se trata de recuperar el pasado, pero uno tampoco puede olvidarlo. Se trata de captar la esencia, lo que permanece". Eso es, precisamente, lo que albergan los archivos de Coca-Cola, según Ryan. "Nuestra razón de ser es poner de relieve los valores fundamentales de la compañía y lo mejor que ha dado en su larga historia”.