Desde el Círculo de Bellas Artes hasta el Faro de Moncloa, pasando por la Casa de América: Coca-Cola ha pintado de "rojo felicidad", el color de Coca-Cola, el centro de Madrid. El objetivo de tan espectacular iniciativa no ha sido otro que presentar a todos los españoles la nueva imagen de las diferentes variedades de Coca-Cola, en el marco de su nueva estrategia de “marca única”.

El mago Jorge Blass ha sido el encargado de presentar la llamativa acción a pie de calle, que ha permitido que Madrid luciera de rojo, coincidiendo con el Día Mundial de la Felicidad. El espectáculo ha combinado los últimos avances en tecnología con ilusionismo tradicional y escapismo, iluminando de rojo edificios emblemáticos de la capital.

Esta acción ha servido como punto de inicio de la campaña “La felicidad tiene un color”, que llegará a todos los hogares españoles gracias a su presencia en televisión, prensa, radio, cine, publicidad exterior, online y otras acciones especiales. A través de esta estrategia, Coca-Cola dará a conocer la nueva identidad de sus productos. Entre otros cambios, destaca la utilización del mismo color rojo para todas las latas de Coca-Cola.

La nueva campaña tiene el objetivo de extender la misma identidad y el mismo conjunto de valores a todos los productos de la familia Coca-Cola, conectándolos todos no solo visualmente, sino también a nivel comunicativo. De este modo, Coca-Cola, todos sus productos, y sus consumidores quedarán unidos por un mismo color: el rojo felicidad.