1915. Estados Unidos. Nace "ella" y la prensa se reparte por la calle. 2015. Medialab-Prado de Madrid. Un grupo de personas se concentra en torno a una caja. Silencio, se abre. Dentro, la mítica botella Contour de Coca-Cola y una revista “para beber” que destapa sus 100 años de historia. Con guiños al pasado y al presente, y rodeada de amigos, Coca-Cola ha presentado en sociedad la revista de coleccionista con la que homenajea por su centenario a la botella más icónica del mundo.

Son miles las historias que caben en cien años de un envase así, como la del dragón Priscilo, que condujo a una princesa hacia el arco iris y que la periodista Carme Chaparro escribió para el Concurso Coca-Cola Jóvenes Talentos de Relato Corto. “Sí, soy uno de esos 10 millones de niños que se han presentado al certamen en sus 55 años de vida. Lo hice desde los 8 años hasta los 14. Nunca gané, pero me dejó el gusanillo de contar”, ha confesado Chaparro, conductora del acto.


Un refresco que cambia vidas

Miguel Mira, director de Comunicación y Relaciones Externas de Coca-Cola, ha explicado que habría sido “imposible” condensar todas esas historias sin la ayuda de un “artista del papel” como Andrés Rodríguez. El editor de Spainmedia y de esta revista, que “hace burbujas cuando la tocas y cshhhhhh cuando la abres”, ha destacado, por encima de todas, la historia de éxito de El As de Espadas, un bar de Toledo en el que confió Coca-Cola allá por los 70. Un emocionado Rafael, hijo del fundador, con sus hermanos Marcos y Raúl entre el público, ha relatado cómo empezó todo, “cuando aquel representante de Coca-Cola llegó una noche y dejó a mi padre unas cuantas cajas para ver si las podíamos vender, ¡y que no podíamos pagar!”.

A Natalia Huarte le han cambiado la vida los Premios “Buero” de Teatro Joven. “Me dieron el primer empujón para realizar mi sueño, pues tuve la oportunidad de actuar en el Teatro Valle Inclán de Madrid y a raíz de ahí pasaron muchas cosas”. Hoy es actriz profesional y trabaja en la Compañía Nacional de Teatro Clásico.


Más allá de la Tierra

Protagonistas de las historias que construyen el pasado, el presente y el futuro de Coca-Cola para los que, como broche al acto, el director general de Coca-Cola para España y Portugal, Jorge Garduño, ha tenido un infinito gracias. “Es un honor y un placer colaborar cotidianamente con gente como ustedes, que nos alimenta, reenergiza y hace tangible nuestra misión: la de refrescar al mundo, inspirar ratos de optimismo y marcar una diferencia positiva”.

“A partir de este momento se empiezan a construir nuevas historias”, sentenciaba Carme Chaparro. Y allí mismo, con la música de labanda de jazz Potato Head de fondo y muchos vasos de Coca-Cola en la mano, los invitados, gente del mundo de la cultura, la hostelería, la política o el deporte, compartían sus recuerdos ligados a Coca-Cola e iban tejiendo los nuevos, como el músico Carlos Jean. "Me regalaron un taco de camisetas con el logo de Coca-Cola, y lejos de arrinconarlas en el armario, me las ponía un montón, porque no sentía que llevara una marca, y creo que eso le pasa a todo el mundo. Llevo años participando en el Proyecto GIRA Coca-Cola y espero que muchos más".

Mientras entre el público, en directo, la artista Rebecca Klamlichi imaginaba y plasmaba en un gran lienzo su visión de Coca-Cola en el 2115: una botella Contour en clave pop que, cual cohete, deja la tierra para teñir de color otros planetas. “Cuando abres una Coca-Cola, empieza la vida, las risas, pero ya está en todos los sitios. Solo falta que llegue al espacio, ¡y un montón de bichitos comiencen su propia fiesta!”.