El agua es un recurso imprescindible y escaso que hay que preservar. Coca-Cola, junto a sus socios embotelladores de todo el mundo, ha tenido muy presente siempre el respeto por el agua. Por eso, en 2007 se marcó un ambicioso objetivo para 2020: devolver a la naturaleza y las comunidades el agua utilizada en sus bebidas y en su producción. Cinco años antes de lo previsto, está a punto de cumplir esa meta. Ya ha repuesto el equivalente al 94% del agua que estima que usa, según el volumen de ventas de 2014, y prevé llegar al 100% a finales de 2015.

Desde 2004, Coca-Cola ha aportado casi 154.000 millones de litros de agua a través de 209 proyectos en más de 64 países. Esfuerzos que la sitúan en camino de convertirse en la primera empresa de bebidas que devuelve cada gota de agua que emplea.

Aproximadamente, el 90% de una Coca-Cola es agua. Además de esta agua que se mezcla con el jarabe para crear el refresco, el proceso de envasado y fabricación consume 0,92 litros de agua por cada litro de refresco que sale al mercado.

Coca-Cola es capaz de reponer esa agua utilizada en las bebidas y en su producción a través de diversos cauces: aumentando la eficiencia del uso del agua en sus plantas, devolviendo el agua a cuencas y municipios mediante el tratamiento de las aguas residuales, así como participando en numerosos proyectos por todo el planeta. Programas locales que proporcionan agua potable y saneamiento donde no hay o son deficientes, protegen las cuencas hidrográficas, apoyan medidas de conservación del agua, o sensibilizan a la población sobre la importancia de su ahorro.

Proyectos sobre el terreno

En España, Coca-Cola desarrolla actualmente 8 proyectos de recuperación medioambiental e hidrográfica en colaboración con ONG, autoridades, universidades e instituciones. Basados en la regla de las tres erres de la ecología reducir, reutilizar y reabastecer, consiguieron devolver más de 1.600 millones de litros de agua en 2014 y se prevé alcanzar la cifra de 2.000 millones este año.

En concreto, en Extremadura y Castilla-La Mancha, Coca-Cola trabaja en la recuperación de la cuenca baja y alta del Río Guadiana (Parque Nacional de las Tablas de Daimiel), y en Teruel, en la de una zona de las Cuencas Mineras devastada por un incendio en 2009.

La Comunidad Valenciana acoge varios proyectos, como el del Parque Natural de la Albufera para mejorar la calidad del agua que llega a este paraje. También el de regeneración del acuífero sobreexplotado de La Vall d'Uxó (Castellón), una iniciativa única en el mundo que ha supuesto la infiltración de más de 312 millones de litros de agua en 2013 y 265 millones en 2014. Sin salir de esta comunidad, y en Andalucía, apoya un modelo de agricultura sostenible. En Cataluña intenta desde hace años mantener el nivel de agua de La Laguna Can Fenosa.

Coca-Cola trabaja por la integración de la sostenibilidad en el corazón de la empresa a través de tres ejes que considera prioritarios: la mejora de la gestión de los recursos hídricos, el empoderamiento de las mujeres y la promoción del bienestar. Los últimos logros de la compañía en estas áreas están recogidos en su Informe de Sostenibilidad 2014 y suponen un paso más en su compromiso con la sociedad, resumido en la expresión: “Me, We, World”.