Sol, arena y música son una combinación infalible. Más de 25.000 personas se dieron cita el sábado 29 de julio en la malagueña Playa de la Misericordia para disfrutar de más de 14 horas de diversión y música en directo a cargo de sus artistas favoritos.

La tercera edición del Coca-Cola Music Experience On The Beach desembarcaba por primera vez en Málaga y lo hacía en un escenario muy especial: una zona rehabilitada dentro de la Playa de la Misericordia, conocida popularmente como Sacaba Beach, gracias a la colaboración entre el Ayuntamiento de Málaga y Coca-Cola.

El nuevo aspecto de Sacaba Beach
El Ayuntamiento de Málaga y Coca-Cola han recuperado una zona de la Playa de la Misericordia.

"Lo que se ha hecho ha sido limpiar el terreno, sanearlo y allanarlo con 4.000 toneladas de arena que cubren una superficie de 30.000 metros cuadrados. El resultado es un espacio nuevo para el disfrute de los malagueños, pensado por y para ellos", cuenta Tania de Torres, responsable del Coca-Cola Music Experience On The Beach.

"En esta ocasión, era especialmente importante unir una actividad cultural y musical, un espacio donde Coca-Cola brindase oportunidades a nuevos talentos de la música, con su compromiso con el medio ambiente al regenerar una zona y dejarla mejor para el disfrute de toda una ciudad y sus ciudadanos", subraya por su parte la directora de Responsabilidad Corporativa de Coca-Cola Iberia, Ana Gascón.

Se han empleado 4.000 toneladas de arena para cubrir una superficie de 30.000 metros cuadrados.
Más de 20 artistas pasaron por los dos escenarios del festival.

Desde las once de la mañana y hasta pasada la medianoche, cerca de 70.000 personas desfilaron por los dos escenarios de un festival que, animado por Tony Aguilar, contó con la actuación de más de 20 artistas -con Efecto Pasillo y Gemeliers como cabezas de cartel- y que también ofreció numerosas actividades de ocio para todos los públicos.

Medición de la huella de carbono

Además de la rehabilitación de la zona de la Misericordia que ha permitido albergar el Coca-Cola Music Experience On The Beach 2017, el propio festival fue un ejemplo de sostenibilidad. Durante las más de 14 horas de diversión y música en directo gratuitas, Coca-Cola efectuó una medición de la huella de carbono del evento (desplazamiento de equipos; mercancías y artistas; consumo de gasóleo y electricidad; así como otras fuentes de emisiones de CO2). “Para compensar esa huella, se han replantado especies autóctonas en el paseo del espacio recuperado y, en una segunda fase, habrá una replantación forestal en la provincia de Málaga”, apunta Tania.

Trabajos de rehabilitación de Sacaba Beach
Se han empleado 4.000 toneladas de arena para cubrir una superficie de 30.000 metros cuadrados.

No solo eso. “Los envases del concierto eran reutilizables, se instaló una zona de reciclaje, las pantallas trataban de concienciar sobre esta práctica, se reforzaron y ampliaron las líneas de autobús para desplazarse en transporte público, y hubo una limpieza continua del recinto y las zonas aledañas, además de una recogida selectiva de los residuos”, explica Tania.

Estas y otras acciones han permitido que el Coca-Cola Music Experience On The Beach haya obtenido el sello de evento sostenible que otorga la Concejalía de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Málaga. Según la responsable del festival, “no se trata solo de organizar un concierto en la playa, sino de llevarlo a cabo con la intención de dejar una contribución positiva”.

Coca-Cola y Málaga, un compromiso medioambiental, social y cultural

Dentro de su compromiso con el medio ambiente, a principios de año Coca-Cola estrenaba en Málaga uno de los diversos proyectos que desarrolla en España para devolver a la naturaleza cada gota de agua contenida en sus bebidas. Se trata de la recuperación de humedales en el Paraje Natural de la desembocadura del río Guadalhorce, que en los próximos tres años prevé aportar 650 millones de litros de agua.

Además, Coca-Cola ha estado apoyando este año la cultura malagueña, trasladando obras de la Colección de Arte Contemporáneo de la Fundación Coca-Cola al Palacio Episcopal de Málaga con motivo de la exposición Anticipándonos al futuro. En el plano puramente social, Coca-Cola ha llevado también a Málaga GIRA Mujeres, su proyecto de apoyo a las mujeres emprendedoras tanto del ámbito urbano como rural.