El concepto millennial busca definir a una generación heterogénea de jóvenes nacidos en los 80 y los 90 que están cambiando la relación con las marcas.

A grandes trazos, los millennials son nativos digitales, valoran vivir experiencias por encima de la posesión material y consumen de forma crítica en base a sus propios valores e identidad.

Conscientes del reto que plantea a las empresas la construcción de una nueva relación con esta generación, el encuentro Sustainable Brands ha reunido en Barcelona a profesionales y empresas para abordar cómo las marcas pueden ser relevantes para este colectivo.

Una relación basada en valores

Los millenials son ciudadanos comprometidos con la sociedad y el medio ambiente, que buscan una relación con las marcas basada en los valores comunes. Esta relación está marcando una nueva forma de consumo consciente: no se adquiere solo un producto, sino el valor añadido que lo acompaña.

“Los millennials como generación son un reto para las compañías: son muy exigentes con las marcas y tienen unas expectativas sobre cómo debemos actuar nosotros como empresas” ha explicado Juan José Litrán, Director de Relaciones Corporativas de Coca-Cola durante su intervención en la mesa redonda.

Una relación basada en valores

Litrán ha expuesto la importancia de actuar con transparencia y dar la información adecuada, que son la base para construir una relación de confianza en un momento de tremendo cambio en la relación entre personas y empresas.

Desde Coca-Cola buscamos inspirar y transformar. Hemos comprendido que el concepto consumidor ha sido sustituido por el de ciudadano y que las empresas son miembros sociales y responsables en una comunidad global” ha añadido.

El compromiso social de Coca-Cola con los millennials: el proyecto GIRA

La generación millennial en España, aún siendo la más cualificada de la historia del país, ha vivido duramente la crisis económica de los últimos ocho años. Consciente de esta realidad, Coca-Cola España ha desarrollado el Proyecto Gira para impulsar la formación y empleabilidad de los jóvenes.

“Decidimos enfocarnos a esos jóvenes con menos oportunidades con el fin de empoderarlos para que desarrollen su talento y mejoren su empleabilidad” ha explicado Litrán durante su intervención.

Mediante la combinación de programas de formación y experiencia profesional, el proyecto Gira ha acompañado a más de 2.500 jóvenes en colaboración con 10 organizaciones sociales durante los últimos tres años. “Todos los jóvenes tienen aspiraciones. La diferencia es que algunos necesitan orientación para llevarlas a cabo” ha concluido Litrán.