Anoche se emitió el último capítulo de la temporada final de Mad Men, la ya mítica serie de televisión que ha logrado transportarnos al alocado mundo de la publicidad en el Nueva York de los años 50 y 60, y Coca-Cola ha tenido un papel muy especial en este último episodio

Sin revelaros demasiado, por si no habéis visto el capítulo, la escena final no es otra que el también mítico anuncio Hilltop de Coca-Cola, en el que un grupo de jóvenes en lo alto de una colina cantan que "quieren comprarle una Coca-Cola al mundo".


La historia del anuncio Hilltop de Coca-Cola

Lógicamente, en la serie el anuncio se le ocurre a nuestro querido Don Draper, en un momento de inspiración casi mística, aunque su origen real es un poco más prosaico, ya que la idea la tuvo Bill Backer, (también) director creativo de McCann Erickson, en un viaje a Londres. 

Su avión tuvo que aterrizar en Irlanda por culpa de la niebla y, tras pasar una noche entera esperando que volviera a despegar, descubrió al resto del pasaje pasando un buen rato juntos bebiendo Coca-Cola en la cafetería del aeropuerto. Ahí es cuando descubrió que Coca-Cola era mucho más que un refresco, era algo en común entre mucha gente, y de ahí el lema "quiero comprarle al mundo una Coca-Cola"