Vas caminando por la calle y, de repente, te invade la sed. Te acercas a una máquina expendedora a por tu refresco favorito y ¡maldición! No llevas ni una moneda encima y la máquina se empeña en no aceptar tu billete de cinco euros arrugado. 

Seguro que esto os ha pasado en más de una ocasión, pero es algo que pronto pasará a formar parte del pasado. De hecho, en Estados Unidos ya puedes comprarte una Coca-Cola en una máquina expendedora usando Apple Pay, ya sea con un iPhone compatible o simplemente acercando el Apple Watch, que sale a la venta en Abril. Así de fácil y así de cómodo. 

Tal como ha anunció el propio Tim Cook, CEO de Apple, durante la Keynote celebrada hace unos días, Coca-Cola dispone ya de más de 40.000 máquinas compatibles con Apple Pay en Estados Unidos, y tienen previsto alcanzar las 100.000 en Norteamérica a finales de año.

Y es que el novedoso sistema de pago de Apple promete "cambiar para siempre la forma en que pagamos por las cosas", y Coca-Cola quiere ser parte de ese cambio. En palabras de Tom Daly, Director de Coca-Cola Mobile:

Gracias a nuestra escala inigualable, nos enorgullece liderar nuestro sector hacia una nueva era de compromiso con los clientes. Allí donde la gente conecta con sus pasiones, como la música, el deporte o los videojuegos, queremos que Coca-Cola esté para ofrecerles bebidas refrescantes que intensifiquen el momento. Con Apple Pay, ahora será más rápido y fácil que nunca disfrutar de un refresco estés donde estés.


Sin duda un paso de gigante tanto para Coca-Cola como para Apple, que expande cada vez más los servicios que aceptan su método de pago. En nuestro país aún deberemos esperar tanto para el Apple Watch (llegará el 24 de abril a nueve países, entre los que no se encuentra España) como para Apple Pay, que tampoco ha desembarcado todavía. 

Aun así, seguro que todos estamos esperando el momento en el que podamos pagar de forma segura simplemente acercando nuestro reloj o nuestro smartphone, ya sea para comprar una Coca-Cola en una máquina expendedora o la compra en el supermercado.