"No te rindas, remonta siempre". Este mensaje de superación es parte del estribillo de Reach Up, la canción oficial de lasOlimpiadas Especiales 2015 creada por Coca-Cola para apoyarlas. Con ella, ha querido alentar a dar lo mejor de sí a los 7.000 atletas de 177 países con discapacidad intelectual que han competido entre el 25 de julio y el 2 de agosto en Los Ángeles.

Socio fundador y patrocinador de estos juegos, Coca-Cola buscaba componer un tema edificante que animara a gente con y sin discapacidad a no darse por vencida ante los obstáculos de la vida. Y unió a artistas de uno y otro lado. Marc Roberge, cantante principal de la banda estadounidense O.A.R., escribió la letra de Reach Up, que grabó con el cantautor australiano Cody Simpson.Sus talentos se sumaron a los de la cantante y atleta Breanna Bogucki, que tiene autismo, y Madison Tevlin, una joven canadiense con síndrome de Down que se ha convertido en un fenómeno en redes sociales por una versión musical.

Tras meses de ensayo, Marc, Cody, Breanna y Madison interpretaron por primera vez la canción en la inauguración de los juegos en el Memorial Coliseum de Los Ángeles. Una emotiva actuación que cautivó a las miles de personas presentes con su mensaje inspirador. Reach Up es, sobre todo, un himno a la valentía, fuerza y determinación de todos esos jóvenes con discapacidad intelectual que creen en sí mismos y en la posibilidad de superarse.

Valores compartidos

El tema encarna los valores de optimismo, aceptación e integración que comparten tanto Coca-Cola como la organización de las Olimpiadas Especiales desde que iniciaran su colaboración en 1968, cuando se celebraron por primera vez estos juegos, los más importantes del mundo en este ámbito.

Los usuarios han podido apoyar las Olimpiadas Especiales 2015, en las que han participado 80 atletas españoles, compartiendo el vídeo musical en redes sociales con el hashtag #ReachUp. Coca-Cola ha donado un dólar por cada vídeo compartido usando esa etiqueta hasta el día de la inauguración.

Una canción que trasciende el mundo deportivo y de la discapacidad, y que pretende convertirse en un himno global. El objetivo es que, cualquiera, al escucharla, se sienta capaz de todo.