Ahora que ya conocemos la nueva botella de vidrio de Coca-Cola fabricada en exclusiva para la hostelería española, llega el momento de escrutarla con detenimiento y compararla con la versión anterior. ¿Podrías encontrar las cinco diferencias entre la nueva botella y su predecesora?:

  1. Una versión renovada con más curvas: porque la nueva botella de Coca-Cola se inspira en el diseño Contour original de 1915, que destaca por su sinuoso contorno. 
  2. Una mayor capacidad: que pasa de los 200 a los 237, pero logrando una reducción en su peso de el 20%, lo que supone un ahorro significativo en vidrio. Con una botella de las antiguas se pueden fabricar 1,2 botellas nuevas. 
  3. Una etiqueta innovadora: con un logotipo mucho más limpio sobre un fondo transparente que evoca a la serigrafía de la botella centenaria. 
  4. Nuevas chapas: con diferentes colores para identificar fácilmente las variedades de Coca-Cola. Rojas para Coca-Cola normal, plateada para Coca-Cola light, negra para Coca-Cola zero y dorada para Coca-Cola zero calorías y zero cafeína.
  5. Permite el acceso a un mundo digital sin precedentes: con contenidos y experiencias exclusivas, así como una de las mayores promociones de la historia de Coca-Cola, más de 420 millones de premios escondidos debajo de las chapas.