En la era de las redes sociales, las start-ups tecnológicas y el big data, uno de los negocios más tradicionales del mundo tiene todavía mucho que decir. Aunque, claro, adaptándose a los nuevos tiempos. La restauración seguirá siendo una industria de referencia en el mundo digital de los millennials y sus sucesores.

Los grupos más jóvenes de población (la generación millennial está, aproximadamente, entre los 20 y 30 años) marcan ya las tendencias globales de consumo. Las marcas se esfuerzan por parecer más auténticas que nunca, recuperando sus raíces y ofreciendo nuevas experiencias, al tiempo que intentan participar del entorno hiperconectado en que se mueven estas generaciones. Y todo ello aderezado con mucha tecnología.

Móviles y conectados

“Lo que antes nos llevaba años ahora se puede conseguir en semanas”, dijo Muhtar Kent, CEO de Coca-Cola, en la Global Restaurant Leadership Conference celebrada recientemente en Dubai, y que contó con la presencia de más de 1.000 compañías del sector restauración de 60 países distintos.

Allí, frente a referentes de la industria a nivel mundial, Kent señaló al entorno móvil, la automatización del conocimiento y el Internet de las cosas como tendencias tecnológicas que van a marcar el futuro más inmediato. Un nuevo mundo al que la restauración ya está adaptándose con éxito.

“¿Habrá altibajos? Por supuesto. Pero, en el medio plazo, las tendencias más importantes son de crecimiento. Los desafíos siempre presentan oportunidades para innovar y reinventarse, y preparar el entorno para el éxito futuro”, señaló el CEO de Coca-Cola, quien se hará a un lado en el mes de mayo para dejar su puesto a James Quincey, en la actualidad presidente y director de operaciones de Coca-Cola.

Las tendencias señaladas por Kent en su conferencia, y otras como el aumento a nivel mundia, de los ingresos y la expansión de la clase media, se entremezclan para dar forma a un futuro lleno de oportunidades para el negocio de la restauración. “Los hábitos menos sedentarios, la mayor disponibilidad de ingresos y el creciente interés en la alimentación también trabajan a favor de la industria”, añadió Muhtar Kent.

El valor de las alianzas…

“En este mundo complejo e interconectado, el poder de las asociaciones es más importante que nunca,” señaló Kent, recordando que Coca-Cola fue construida sobre diferentes alianzas y creció gracias a la colaboración entre el mundo de los negocios, la esfera pública y la sociedad civil.

“Sin aliados como vosotros trabajando con nosotros, todos remando juntos en la misma dirección, no podríamos haber levantado el negocio que tenemos hoy”, explicó el CEO de Coca-Cola.

Las alianzas con diferentes compañías del sector de la alimentación refuerzan también el lado más innovador de la compañía, desde todo lo que tiene que ver con las bebidas y sus ingredientes hasta el packaging, la publicidad y la atención al cliente. Además, Coca-Cola también se apoya en otras organizaciones en busca de la innovación en los modelos de negocio y en la tecnología.

“Todas estas colaboraciones son las que nos ayudan a mantener siempre al cliente en el centro de todo lo que hacemos”, recalcó Muhtar Kent. Innovar y cambiar para volver siempre al mismo centro, a las raíces y a la cara más auténtica de la compañía, sin olvidar que lo más importante es el consumidor.

...Y de la retroalimentación

En toda buena alianza, las ayudas son de ida y vuelta. Por eso, el CEO de Coca-Cola quiso también dejar claro que la compañía está deseando echar una mano para que la industria de la restauración se adapte con éxito a los nuevos tiempos. Tanto a nivel de conocimiento como con innovadores productos que buscan satisfacer una clientela cada vez más variada.

“Estáis mejorando vuestras instalaciones, cambiando los menús y los ingredientes, pero siempre se debe tener la vista puesta en las necesidades del consumidor”, puntualizó Kent, recordando que generar experiencias diferenciadoras y conectar con el cliente es hoy más importante que nunca.

“Cuando abrís las puertas, estáis invitando a todo el mundo a comer, en vuestro local y en todo el barrio. Este es un negocio noble y enriquecedor, y nosotros nos sentimos privilegiados de formar parte de él”, concluyó el CEO de Coca-Cola.