Frederick Allen estaba trabajando en The Atlanta Journal-Constitution en 1973 cuando un titular a ocho columnas en la primera página del periódico despertó su curiosidad. “Decía algo así como: ‘Un donante anónimo da a la ciudad de Nueva York 10 millones de dólares para Central Park", recuerda Allen en una entrevista en Coca-Cola Journey global. Cuando le fue revelada la identidad del filántropo, se quedó sin habla. Se trataba de Robert Woodruff, el entonces presidente de Coca-Cola.

A lo largo de las dos décadas siguientes, Allen fue observando lo que describe como "la mano invisible" de Woodruff en la Gran Manzana, no solo como un hombre de negocios pionero, sino también como una persona humanitaria y, quizás lo más importante, como un influyente defensor de los derechos civiles.

A principios de los 90, el reconocido reportero y columnista, convertido ya en analista político y comentarista de la CNN, comenzó a cansarse de la rutina diaria del periodismo. “Lo que quería era escribir libros”, afirma.

Woodruff, fallecido en 1985, sería el primer tema de Allen. El entonces escritor novel tuvo un acceso sin precedentes a los archivos de Coca-Cola, así como al círculo íntimo de Woodruff y a algunos de sus escritos privados. "Era como buscar oro", recuerda. "Fue una tarea agotadora, pero encontrabas auténticas pepitas".

Tras varios meses de investigación, se dio cuenta de que tenía una historia mucho más grande que contar, y ante la insistencia de algunos colegas, amplió el alcance de su proyecto: lo que iba a ser una biografía de Woodruff se convertiría en la historia completa de Coca-Cola. "Tuve que llamar al departamento de Relaciones Públicas de la compañía y decir: 'Chicos, no va a ser una biografía de Woodruff. Es la de toda la empresa", rememora con una sonrisa. "La verdad es que no les hizo mucha gracia", reconoce.

Frederick Allen

©Frederick Allen en los archivos de Coca-Cola, en la sede central de Atlanta. Foto: Amy Sparks

En 1994, tras cuatro años y medio de trabajo, el libro salía a la luz de forma independiente bajo el título de Fórmula Secreta. "Hay un estigma asociado a que una publicación sea autorizada, pero también cuando no lo es. Yo no quería ser encasillado ni en lo uno ni en lo otro, así que me empleé a conciencia para tomar distancia de la historia. Bromeo con que Coca-Cola odia mi libro menos de lo que odia al resto de libros que se han escrito sobre la compañía".

Aparte de ser una lectura entretenida, con coloridos personajes y una prosa clara y ágil, Fórmula Secreta es considerado por numerosos expertos y fans de Coca-Cola el relato definitivo de lo que es construir una marca icónica y ser uno de los mayores ejemplos de éxito empresarial del mundo.

Fórmula Secreta ha sido publicado en siete países y recientemente ha sido lanzado como libro electrónico, una muestra de que, más de dos décadas después de su salida al mercado, sigue suscitando un gran interés.