Rodeadas de libros y en pleno inicio del curso escolar, las tres bibliotecarias ganadoras de la XVI edición de la Campaña de Animación a la Lectura María Moliner han recogido sus premios en un acto celebrado en la Biblioteca Nacional. Unos galardones que distinguen los tres mejores proyectos de fomento de la lectura en las bibliotecas de los municipios de menos de 50.000 habitantes, poniendo en valor la importante labor de su personal. “Gente entregada a la sabiduría y el conocimiento” que atesoran los libros, “ventanas abiertas al mundo que nos hacen más dialogantes y nos dan altura de miras”, ha dicho el Ministro de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo, durante la ceremonia de entrega.

En esta edición, el premio al mejor proyecto a municipios de menos de 5.000 habitantes ha sido para la biblioteca de Soto del Barco (Asturias) por Ahora Ágora. “Concebimos el centro como un tercer lugar tras la escuela y el trabajo al que los niños y las familias puedan ir en un pueblo tan pequeño, aparte del parque, y más en invierno”, subraya Carmen Fernández, al frente de la biblioteca desde hace 7 años.

Premios de 12.000 euros

A lo largo de estas 16 ediciones de los premios María Moliner, concedidos por el Ministerio de Educación, la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) y la Fundación Coca-Cola, se han presentado 11.241 proyectos y 2.454 municipios, “una iniciativa consolidada”, ha manifestado Ángel Fernández, secretario general de la FEMP. A esta convocatoria han concurrido 608 proyectos, de los que se han seleccionado 300 ganadores: los tres mejores reciben 12.000 euros y el resto lotes de hasta 180 libros.

Leyendo en Fuente el Saz, de la biblioteca de Fuente el Saz de Jarama (Madrid), ha obtenido el premio a municipios de entre 5.001 y 20.000 habitantes. Cuando María José López aterrizó en este centro hace ya 15 años, recién aprobadas las oposiciones, era simplemente “un espacio con libros”. “Para convertirlo en un centro cultural activo, tuve claro que había que desarrollar actividades de animación lectora. Arrancamos un 22 de febrero y en abril me lancé a la piscina con esta clase de iniciativas”. Lleva 12 años presentándolas al concurso. “Siempre habíamos conseguido el lote de libros, hasta esta convocatoria, que hemos ganado”, cuenta emocionada.

"Auténticos héroes"

También acumula una gran experiencia Juana María Sánchez, que entró como becaria en 1991 en la biblioteca de Torre Pacheco(Murcia), premio a municipios de entre 20.001 y 50.000 habitantes por La fascinación de las palabras. En todos estos años, suleitmotiv ha sido dar respuesta a las necesidades formativas, de lectura y ocio de sus vecinos, serles útil, sobre todo a nivel social y cultural, poniendo en marcha actividades como, por ejemplo, La hora del cuento. “Las madres vienen aquí con sus niños. Durante 15 o 20 minutos, los peques miran los libros; luego se sientan, se les cuenta un cuento; pasan a las mesas y dibujan algo relacionado con lo que acaban de escuchar. ¡Y al final son los propios niños los que quieren llevarse los cuentos a casa! Una cosa lleva a la otra”.

Para José Núñez, presidente de la Fundación Coca-Cola, “detrás de estos proyectos hay auténticos héroes, bibliotecarios y bibliotecarias que con pocos recursos en general, pero con gran creatividad y pasión, logran ponerlos en marcha”.

Una implicación que tiene su recompensa, a juzgar por la respuesta de los vecinos. Tal como afirma Carmen Fernández, “es muy gratificante ver cómo aumenta el número de socios, el préstamo de libros, el uso de la biblioteca e, incluso, la afluencia de gente de pueblos cercanos”. María José López tiene palabras para ellos: “Este premio es también de todos los usuarios, de los colaboradores desinteresados que, con su apoyo, participación y cariño, hacen de la biblioteca una gran familia amiga de la lectura”.